Presentación>
     Contacto>
     Servicios>
     Sanación Energética>
     Mapa Consultas en San Sebastian>
     Cursos>
     Cursos en tu ciudad>
     Ser Sanador>
     Musica
     Flores de Bach, testaje a distancia>
     Médicos del Cielo (Activaciones)>
     Activación EAF>
     Manual de sintonización con la totalidad del ser>
     Calendario Lunar Perpetuo>
     Otras Terapias>
     Ejercicios>
     Apuntes1>
     => ADN
     => Afirmaciones
     => Agua Diamantina
     => Alimentación Consciente>
     => Alimentos Transgénicos
     => Almas gemelas
     => Aloe Vera
     => Amuletos y Talismanes
     => Ancestros y las Diferentes Inteligencias
     => Angeles
     => Angeles Curso
     => Animal de poder
     => Aromaterapia Egipcia
     => Astrología
     => Aura
     => Avatar
     => Barrera de Frecuencia
     => Biodescodificación Diccionario
     => Bioquantum
     => Brujería
     => Cartas Tarots para descargar
     => Causas Enfermedades
     => Cinturón de fotones
     => Civilizaciones
     => Códigos de la Diosa
     => Códigos de luz
     => Comandos Estelares
     => Conexión cósmica con mentes terrestres
     => Cristales Arcturianos
     => Cristales Etéreos
     => Cuerpo Humano
     => Cuerpo Humano 2
     => Cura Tibetana del Ajo
     => Chakras
     => Chakras Curso
     => Chakras Tierra
     => Chamán
     => Decreto para limpieza total de energía
     => Dimensiones 3ª, 4ª y 5ª
     => Duendes
     => El doble
     => Elementales
     => Sanación con elementales
     => Elevar la vibración
     => Enciclopedia Médica
     => Energía Amor
     => Entes y Parásitos del cuerpo energético
     => Espacio Sagrado
     => Fisionomía China
     => Familias de Almas
     => Formas mentales
     => Frecuencias
     => Geopatías
     => Glándula Pineal
     => Glosario Sanscrito
     => Gnosis
     => Guías Espirituales
     => Hadas
     => Hogar sin Tóxicos
     => Intoxicación metales pesados
     => Karma
     => Kuas Personales o Trigramas
     => Kin Maya
     => La conciencia de las células
     => Lámina YO SOY
     => La intuición
     => La luna: Satélite Artificial
     => La muerte
     => Limpiezas energéticas
     => Limpieza Hepática
     => Los 5 elementos
     => Llaves Tonales
     => Yogui Ramacharaka
     Apuntes2>
     Temas del Mes>
     Películas Gratuitas1>
     Películas Gratuitas2>
     Películas Gratuitas3>
     Películas Espirituales>
     Cine Espiritual>
     Documentales>
     Documentales1>
     Documentales2>
     Documentales Hermandad Blanca>
     Libros1>
     Libros2>
     Libros3>
     Libros4>
     Libros5>
     Libros6>
     Pathwork>
     Biblioteca Pleyades>
     Audiolibros1>
     Meditaciones Guiadas por Belén Valdepeñas
     Meditaciones Guiadas 1>
     Meditaciones Guiadas 2>
     Meditaciones Guiadas 3>
     Fotos>
     Música1>
     Música 2>
     Campañas Humanitarias>
     Noticias Independientes>
     Trueque>
     Opiniones>
     Foro>
     Webs de Interés>



Belén Valdepeñas - Sanación Energética - Brujería


Brujería>

Brujería (también llamada Wicca o simplemente Destreza) es la parte del movimiento religioso dinámico contemporáneo conocida como paganismo y que se aplica a los idólatras y politeístas, especialmente a los antiguos griegos y romanos, así como al infiel no bautizado. Es una religión centrada en la naturaleza y que honra ocasionalmente a una diosa y normalmente a un dios, y usa la magia como herramienta de transformación personal y global. Utiliza normas religiosas, tradiciones políticas y científicas a lo largo de la historia, desde el culto a los dioses, la astrología, la psicología de Jung, el feminismo y la física cuántica.

Está caracterizada por un respeto profundo hacia todas las cosas vivientes, acepta la responsabilidad personal y social evitando culpar a otros de sus actos, sigue los ritmos naturales, efectúa la sanación mediante productos de la naturaleza, busca el equilibrio entre todos los aspectos del ego y la sociedad, da sentido a la vida misma, preguntándose sobre su significado, y celebra la sexualidad. En resumen: mantiene una posición positiva en la vida y potencia la espiritualidad.

Historia

Los primeros escritos modernos sobre la brujería se publicaron en los años 50, después de que fueran derogadas las últimas leyes británicas contra su práctica, cuando Gerald Gardner publicó varios libros que describen las tradiciones No empleaban elementos químicos en un principio para sus rituales, aunque poco a poco incorporaron el hierro, oro y cobre. Durante algún tiempo los filósofos griegos Thales y Aristóteles especularon sobre la composición de la materia y divulgaron que la tierra, el aire, el fuego y el agua (más una quinta sustancia conocida como "quintaesencia") eran los elementos básicos que componían toda la materia.

Justo en esta época es cuando aprendieron a elaborar el bronce, mezclando cobre y estaño, y esto indujo a muchos científicos del momento a creer que si pudieran combinarse diferentes metales amarillos duros podrían conseguir oro o, lo que es igual, conseguir la piedra filosofal. Esta creencia de que el oro podría formarse con otras sustancias llevó a un conjunto de especulaciones y experiencias relativas a las transmutaciones de la materia, conocida como alquimia. Indudablemente, no consiguieron el propósito original de fabricar oro, pero influyó en el origen de la ciencia química. La búsqueda de la piedra filosofal tuvo destacados y célebres seguidores durante la Edad Media, especialmente en Egipto y Asia Menor, siendo introducida en Europa por los árabes y los judíos.

Es difícil definir a la brujería como religión, filosofía, arte o ciencia, pues posiblemente englobe todo ello. Puede, igualmente, considerarse como una práctica pagana (idólatras o gentes no bautizadas), o como monoteísta (que reconoce a un solo Dios), e incluso como ambas, pues su energía se basa en la fuerza vital del universo y en la que aportan los dioses o diosas. No cree en el cielo ni en el infierno, pues considera que todo forma parte del mundo invisible y que lo importante es dirigir y encauzar ese mundo para provecho de los humanos.

Ser brujo o bruja no es cuestión de realizar unos estudios concretos, un doctorado, pues se necesitan primordialmente ciertas facultades que vienen grabadas desde el nacimiento. Después es necesaria una dedicación exclusiva, pues no se puede ser bruja de noche y secretaria de día, además de un compromiso noble con los postulados de la brujería y fe ciega en lo que hace y quiere conseguir. Luego, de la Destreza en las que él había sido iniciado. Gardner sintió esa necesidad motivado por ver cómo una tradición milenaria y cultural se estaba perdiendo aunque, para su sorpresa, vio que había muchos otros estudiosos que hacían lo mismo en la penumbra del anonimato. Gardner, con la ayuda de Doreen Valiant, desarrolló la tradición que lleva su nombre y en la cual combina elementos de trabajo de su propio Congreso, con la mitología, albañilería; folclore y muchas otras fuentes. Las variaciones que divulgaba en su "Gardnerian Wicca" se desarrollaron casi inmediatamente, sobre todo en los Estados Unidos, cuando los practicantes crearon sistemas que satisfacían sus necesidades particulares. Hay ahora diez tradiciones mayores en Estados Unidos, con miles de variaciones.

La palabra original de "brujería" es Wicca y significa, según la magia celta, "arte de los sabios o de los dedicados", no siendo extraño que todavía se encuentre la palabra Wicca como modo para definir la brujería en general o el arte de ser brujo. De cualquier manera, su antigüedad puede alcanzar los 6.000 años, lo que nos lleva inmediatamente a considerarlo un fenómeno cultural digno de estudiarse, en lugar de condenarlo.
La brujería es una religión que se originó en África y llegó hasta Haití por los esclavos, donde todavía es practicada ampliamente por la mayoría de sus habitantes. Muchas de las características de esta creencia son positivas y afectan a todos los aspectos de las vidas de las personas, como moralidad, economía, seguridad, relaciones sociales y salud.
Las primeras referencias escritas sobre la magia negra provienen de las culturas sumerias, babilónicas, egipcias y griegas, en donde tuvieron un gran arraigo rivalizando con las religiosas e incluso por encima del pensamiento científico. En esta época la mayoría de las personas creían que los procesos naturales estaban controlados por los espíritus y utilizaban la magia para pedirles ayudas y favores.

No empleaban elementos químicos en un principio para sus rituales, aunque poco a poco incorporaron el hierro, oro y cobre. Durante algún tiempo los filósofos griegos Thales y Aristóteles especularon sobre la composición de la materia y divulgaron que la tierra, el aire, el fuego y el agua (más una quinta sustancia conocida como "quintaesencia") eran los elementos básicos que componían toda la materia.
Justo en esta época es cuando aprendieron a elaborar el bronce, mezclando cobre y estaño, y esto indujo a muchos científicos del momento a creer que si pudieran combinarse diferentes metales amarillos duros podrían conseguir oro o, lo que es igual, conseguir la piedra filosofal. Esta creencia de que el oro podría formarse con otras sustancias llevó a un conjunto de especulaciones y experiencias relativas a las transmutaciones de la materia, conocida como alquimia. Indudablemente, no consiguieron el propósito original de fabricar oro, pero influyó en el origen de la ciencia química. La búsqueda de la piedra filosofal tuvo destacados y célebres seguidores durante la Edad Media, especialmente en Egipto y Asía Menor, siendo introducida en Europa por los árabes y los judíos.

La posibilidad de que un conjuro efectuado por una bruja sea más efectivo que si lo efectúa una persona no experta, reside no solamente en la experiencia, sino en las capacidades psíquicas y espirituales que debe poseer desde su nacimiento. Una vez conseguidas ambas cosas, solamente falta un ritual adecuado, en un ambiente correcto, y emplear las palabras decisivas.

Brujas

Se cree que la palabra "bruja" viene de la raíz germánica "wic", que significa "volverse" o "doblar". El uso de los términos "bruja" y "brujería" es objeto de polémica para los wiccans (brujos), pues algunos practicantes sienten que estas palabras están cargadas con tantas connotaciones negativas que les causan más problemas que beneficios. Estos wiccans prefieren los términos "sacerdote" o "sacerdotisa".

Otros practicantes creen que estas palabras deben salvarse como definición para ciertas personas (particularmente las mujeres) con poder espiritual. Muchas brujas consideran que los sanadores, parteras, mujeres sabias y hombres hábiles del pasado son sus predecesores, aunque se etiquetaron las prácticas de estas personas y sus creencias bajo el apelativo de "satánico" por inquisidores ávidos de acabar con la práctica de cualquier otra religión. Este estereotipo falso persiste hasta el momento.

Es difícil generalizar sobre el mundo de las brujas y más difícil aún describir sus habituales métodos o planteamientos, puesto que no hay una doctrina única y cada individuo encuentra su propio camino. Sin embargo, la mayoría de las brujas se adhieren a principios generales similares a los que se describen aquí.

El único elemento importante que las brujas comparten en común es su adhesión al principio elemental: "Si no daña a nadie, haga lo que usted quiera."

Esta máxima anima a la libertad personal dentro del contexto de la comunidad. Muchas brujas también creen en la Ley Tridimensional o Ley de Retorno, por la cual las modificaciones energéticas que la bruja envía a sus adeptos les proporciona un mejor entendimiento y perfección en particular. Por consiguiente, es mejor tratar a otros con amor, generosidad y respeto.

Las brujas generalmente ven el mundo de forma holística, una forma completa que no se puede dividir, y también ven todas las partes de la existencia, espiritual, intelectual o sensual, como interconectadas. Una de las enseñanzas más comunes en la Destreza es amar y respetar la vida en todas sus formas.

Este sentido de interconexión se ve honrando a la diosa. La mayoría de las visiones de la diosa están basadas en la antigua distinción sobre la vida, lo bueno y lo malo. Dentro de la diosa, no hay ninguna abertura entre el cuerpo y la mente, entre la materia y el espíritu. La naturaleza se ve como algo sagrado y, puesto que nosotros somos parte de la naturaleza, también somos sagrados. Las brujas encontramos alegría en lo material así como en los mundos espirituales, sin que consideren a la sexualidad como algo "sucio".

Lo creado por Dios es sagrado

Mientras algunas brujas honran un solo aspecto de las diosas, otras honran la sociedad divina de diosas y dioses. La diosa se ve a menudo de tres formas: soltera, madre y vieja arrugada, mientras a Dios puede verse como Dios de los Bosques y Señor de Muerte y la Resurrección. Puesto que muchas brujas creen en la reencarnación, la muerte no se considera como un final, sino meramente como una transición natural.

Prácticas y Creencias

Ésta es una área donde las generalizaciones son aún más difíciles de hacer. Sin embargo, la mayoría de las brujas realizan rituales para marcar transiciones naturales, como las fases lunares, equinoccios, solsticios y las fiestas agrarias tradicionales. Las brujas acostumbran a armonizar sus rituales con los ritmos naturales y dar gracias por la bondad de la Tierra.

Los rituales habitualmente involucran la consagración de un espacio (normalmente un círculo o esfera), honrar a los cuatro elementos, invocar a deidades y una comida. Normalmente las reuniones o congresos (Coven) se efectúan entre tres y trece miembros.
Dentro del círculo, se eleva el poder a través de la meditación, los cantos con tambores y el baile. Este poder se usa por sanar o potenciar otras formas de magia. Las actividades adicionales en el círculo incluyen la adivinación, lectura de poesías, oraciones o recordar dramas o mitos antiguos.

Las brujas son conocidas como sacerdotisas de Wicca y participan en el ritual religioso sin un intermediario, pues creen que la divinidad reside dentro de cada uno y puede accederse a través del ego.

LA BRUJERíA NO TIENE NADA QUE VER CON EL SATANISMO

Satanás es un concepto judeo-cristiano y la Wicca no tiene nada que ver con el judaísmo o la cristiandad. Las brujas aborrecen la manipulación y los actos explotadores, como se atribuye frecuentemente a los que siguen a Satán. No aceptan tampoco el concepto de una personificación del mal y por ello no buscan el poder a través del sufrimiento de otros.
Las brujas son esencialmente sanadoras, pues son hábiles curando huesos rotos o espíritus tristes. Las brujas no son tampoco anticristianas ni están en contra de cualquier otra fe, y aunque suelen ser paganas respetan el derecho del individuo a la libertad de culto. Tampoco ponen interés en coger nuevos adeptos ni en realizar ningún tipo de proselitismo, pues confían en que los individuos descubran el camino espiritual apropiado para ellos.

Dos cosas que han sido mal entendidas a menudo por el público son el Libro de Sombras y los pentagramas. El primero es un compendio de las leyes de un congreso o una bruja, con párrafos sobre ética, rituales, hechizos, técnicas de entrenamiento y experiencias. El pentagrama, o estrella de cinco puntas, es conocido desde tiempos babilónicos y ha representado, entre otras cosas, protección, el cuerpo humano, la mano, el elemento Tierra y el equilibrio perfecto. Si se pone invertido, con la punta abajo, se usa como símbolo para la iniciación del segundo grado en brujería de Gardnerian, pero en general el pentagrama se muestra en la posición derecha. Algunos ignorantes ven y sienten la inversión del pentagrama como algo satánico, y por tanto una corrupción de la Destreza, del mismo modo que la cruz invertida se ve como una corrupción para la cristiandad.
Por último, mientras términos como "magia blanca" o "magia negra" pueden parecer que clarifican dos conceptos diferentes, pues hay quien afirma que separa a las brujas de los satánicos, los términos son inherentemente racistas y la mayoría de las brujas no los usan.
La brujería es un camino espiritual dinámico, exigente, basado en el crecimiento personal, mediante ritmos naturales y una intensa relación con la divinidad. Curando el ego, la comunidad y la Tierra, las brujas están haciendo contribuciones positivas para crear un mundo más saludable.

Requisitos para ser bruja

1. Estar dotada de unos atributos naturales que le permitan percibir sensaciones extrasensoriales habitualmente fuera del alcance de la mayoría de las personas.
2. Ser consciente de que posee estas facultades.
3. Respetar y considerar a la Naturaleza como un bien inigualable.
4. Creer en Dios o conjunto de dioses.
5. Estar convencida de un orden universal.
6. Creer tanto en el mundo visible como en la existencia del invisible.

Es necesario también que:

• Conozca perfectamente todo lo relacionado con la astrología, adivinación, precognición y telepatía.
• Sepa manipular y utilizar las plantas medicinales correctamente.
• Pueda contactar sin problemas con los espíritus.
• Sepa dar consejos psicológicos adecuados a sus seguidores.
• No milite en ninguna causa política, integrista, racial o que discrimine a ambos sexos.
• Sepa cultivar y fecundar los campos.
• Pueda ayudar igualmente a nacer o a bien morir.
• Debe saber que sus poderes especiales siempre han de ser empleados para hacer el bien.
• No debe sentir miedo de las entidades maléficas del más allá.
• No debe orar ni implorar a su dios, pues solamente debe ponerse en contacto con él.
• No debe olvidar que todo aquello que haga por los demás repercutirá en ella tres veces, incluidas las acciones desafortunadas.

Organización

Puesto que la brujería es una filosofía de orientación social y ayuda, es importante que no trabajen aisladas y que se integren en grupos afines, pues esto les proporciona mayor energía. Lo habitual es formar un coven o grupo de trece personas, pues este número coincide con los trece meses lunares del año. No hay inconveniente en que este grupo sea de seis parejas, varones y mujeres, pues así el equilibrio de las fuerzas será perfecto.

El líder será una suma sacerdotisa o un sumo sacerdote, aunque frecuentemente existen ambos. Si existen discrepancias sobre quién tiene derecho a ejercer como líder, se tendrá en cuenta la herencia, pues quien es descendiente de brujos tendrá una genética más adecuada. Pero dado que las jerarquías no existen y solamente se trata de buscar un moderador con experiencia, tampoco es necesario realizar cambios electorales frecuentes.
Algunos brujos y brujas prefieren trabajar en solitario y por ello se les considera como personas sabias, siendo ésta también una opción muy extendida.

Seres Supremos

El poder único se divide entre los principios masculino y femenino. La figura masculina más conocida es el dios con cuernos, el camero o macho cabrío, posiblemente una deformación del dios Pan o el dios de la Naturaleza antiguo. A este poder se le conoce también como Osiris y Cernunnos, este último bastante desconocido y que también se le menciona como el Antiguo o el de los Cuernos. En cuanto a la figura femenina se la conoce como Diana, Selene, Cibeles, Artemisa, Isis o Hécate, aunque ahora parece que se unifica bajo el nombre sencillo de Gran Madre o Señora. No es ciertamente un equivalente a la Virgen María de los cristianos, ni tampoco es Santa Brígida o cualquier otra santa.

Simbolos

Al igual que en cualquier religión, los símbolos son parte esencial de la magia, pues representan el camino para comunicarse con los dioses o, incluso, a los mismos dioses. La imagen de Dios está representada casi siempre con cuernos, bien sea como un sol o como una cabra o macho cabrío. No suelen emplear la palabra dios para definir al Creador y prefieren hablar del poder del universo, el que mueve la Luna, la Tierra y controla la naturaleza.
Los símbolos en la brujería son el lazo de conexión, del mismo modo que lo son las imágenes en las religiones, y permiten unir el microcosmos, que forma la bruja, con el macrocosmos, en el cual estamos todos integrados. Es como si existiera un canal entre uno y otro, y que puede ser abierto mediante sencillos pero precisos rituales o palabras. Su teoría se aproxima mucho al espiritismo, pues están seguros que junto con nuestro mundo visible existe otro paralelo, e invisible, y que ambos están controlados por el poder del dios.

• El círculo en el cual trabajan habitualmente representa a la misma naturaleza, en donde no existe principio ni final, pues todo es una rueda en la cual giramos sin que nada ni nadie esté arriba o abajo. El círculo permite a la bruja hacer de intermediaria entre los dos mundos, tanto si está dentro como si prefiere trabajar fuera. La facilidad que ella tiene para establecer esta conexión en realidad la tenemos todos los seres humanos, pues nuestra alma y nuestro espíritu forman un todo indivisible como seres vivientes, aunque no lo percibimos con la misma claridad que las personas que dedican su vida a ello. Trabajar dentro del círculo, al fin, supone lograr un mejor aislamiento y concentración, pues todo el poder se manifestará con mayor rapidez y precisión. Además, estar dentro del círculo permite a la bruja o mago estar a cubierto de las fuerzas negativas y desde allí se pueden ejecutar incluso maldiciones y conjuros sobre personas maléficas, pues la energía es muy alta y no resulta interferida.

• Otro símbolo utilizado frecuentemente, y que puede tener reminiscencias de magos antiguos, es el cono, la misma forma que tenían los sombreros de esos maestros legendarios, entre ellos Merlín. Frecuentemente emplean el cono cuando están dentro del círculo mágico, pero suelen elevarlo al cielo o mostrarlo a los creyentes, tal como hacen las religiones con sus símbolos más sagrados. El cono también es la abundancia, la seguridad, la protección y la felicidad, y con él pedimos oraciones, salud y energía.

• El aquelarre es una reunión nocturna de brujos y brujas, con la intervención del demonio ordinariamente en figura de macho cabrío, aunque es más frecuente en las tradiciones de la magia negra.

• Otras reuniones festivas tienen lugar en fechas concretas, y entre ellas tenemos a la Fiesta de las brujas o Samhain, que se celebra el 31 de octubre y en ella se habla de la muerte física y nuestra conexión con el mundo invisible que nos espera.

• El Yule tiene lugar entre el 20 y 23 de diciembre, coincidiendo con la noche más corta del año, y podría ser el equivalente con la Navidad cristiana, empleándose también velas rojas y árboles para conmemorar la fecha.

• La Fiesta de la Luz Creciente se efectúa el 2 de febrero y nos habla ya del despertar de la naturaleza, con el anuncio de una primavera temprana.

• Halloween es la fiesta más popular y se celebra el 31 de octubre, un día antes de la conmemoración de Todos los Santos. La idea original era encender hogueras y hacer bailes para alejar a los malos espíritus del lugar, pues las gentes creían que en esta fecha las almas de los muertos visitaban sus antiguos hogares, algo que podría traer malas consecuencias si se había tratado mal a los difuntos. También se aprovechaba para que los adivinos efectuaran sus predicciones sobre la salud, dinero y amor, y los magos podían incluso contactar con el demonio para casos en los que se necesitara un serio castigo para alguien.
El símbolo característico de esta fiesta, sumamente popular en Norteamérica, es una calabaza hueca dentro de la cual se coloca una linterna o una vela. La luz sale por unos cortes que simulan los ojos y la boca, y los niños aprovechan para pedir regalos entre la vecindad.

• Los Esbats son otras fiestas de menor importancia y se celebran coincidiendo con las fases de la Luna, aunque se escoge preferentemente con la Luna llena. El lugar es ahora en el exterior y allí se dibuja un círculo mágico de unos 2,5 metros de diámetro, aunque puede aumentarse si el número de participantes así lo requiere. En esta ocasión todos los participantes tienen que estar dentro del círculo, sentados o en pie, pues junto con la danza se logra una mayor energía. • El pentagrama es una estrella de cinco puntas insertada dentro de un círculo, dentro del cual está dibujado un ser humano desnudo, pudiendo ser hembra o varón. Las cinco puntas representan los elementos esenciales de la vida —tierra, aire, agua, fuego y mente— y es frecuente ver a las brujas con estos grabados como parte de medallones o hebillas. El metal empleado es la plata, aunque también podemos ver numerosas incrustaciones de piedras de colores que según afirman les proporcionan protección y fortaleza.

Objetos

Además del cono o sombrero que ya hemos mencionado antes, los actos de brujería emplean una gran cantidad de elementos para sus rituales, entre ellos:
El incienso es parte de la tradición religiosa y por tanto incorporado a la brujería. Sus aromas son suaves pero penetrantes y se dice que pueden elevar la mente de los participantes a mundos superiores.
El pastel es un dulce que representa a la madre naturaleza y a la tierra que nos proporciona alimentos, por lo que supone un alimento que se comparte entre todos, tal como se comparte la eucaristía cristiana. No contiene ningún ingrediente especial, aunque el arándano suele estar casi siempre presente, así como algunas hojas de muérdago.
También es habitual encontrar pequeñas porciones de sal y agua, en ocasiones vino, así como la inevitable hoguera para danzar a su alrededor y las velas que portan los participantes.
El tradicional caldero no ha desaparecido, como tampoco la escoba, pues en el primero se preparan sabrosas comidas aromatizadas con hierbas y que servirá para continuar la fiesta hasta la madrugada. La escoba es un elemento simbólico para asegurar que la bruja es capaz de comunicarse con el cielo y el mundo de los espíritus, mediante un vuelo astral en la oscuridad de la noche. También es empleada como signo de fertilidad y para recordarnos la presencia de la naturaleza.
La ropa puede ser la tradicional túnica, aunque se admite acudir vestidos con ropa normal de calle e incluso se permite que los más espirituales bailen desnudos. Esto se hace para lograr que las buenas vibraciones envuelvan al participante, pues la ropa puede impedir que el efecto sea el buscado.

Fuente: http://www.hechizos.us/dms/requisitos-para-ser-bruja-2.htm

 

Hoy habia 32 visitantes (108 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

REFLEXIONES BUDISTAS

>El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
>Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
>Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorar lo dicho por otros, guarda el noble silencio.
>Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
>Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.
>Mente clara, corazón tierno.
>Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Porfiad con vigilancia para conseguir vuestra liberación.
>El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
>Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.
>A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
>Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.
>En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.
>Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.
>Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
>La verdad es aquello que produce resultado.
>Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
>Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla (la de la sabiduría). La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.
>Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
>El único refugio de la mente es la atención.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=