Presentación>
     Contacto>
     Servicios>
     Sanación Energética>
     Mapa Consultas en San Sebastian>
     Cursos>
     Cursos en tu ciudad>
     Ser Sanador>
     Musica
     Flores de Bach, testaje a distancia>
     Médicos del Cielo (Activaciones)>
     Activación EAF>
     Manual de sintonización con la totalidad del ser>
     Calendario Lunar Perpetuo>
     Otras Terapias>
     Ejercicios>
     Apuntes1>
     => ADN
     => Afirmaciones
     => Agua Diamantina
     => Alimentación Consciente>
     => Alimentos Transgénicos
     => Almas gemelas
     => Aloe Vera
     => Amuletos y Talismanes
     => Ancestros y las Diferentes Inteligencias
     => Angeles
     => Angeles Curso
     => Animal de poder
     => Aromaterapia Egipcia
     => Astrología
     => Aura
     => Avatar
     => Barrera de Frecuencia
     => Biodescodificación Diccionario
     => Bioquantum
     => Brujería
     => Cartas Tarots para descargar
     => Causas Enfermedades
     => Cinturón de fotones
     => Civilizaciones
     => Códigos de la Diosa
     => Códigos de luz
     => Comandos Estelares
     => Conexión cósmica con mentes terrestres
     => Cristales Arcturianos
     => Cristales Etéreos
     => Cuerpo Humano
     => Cuerpo Humano 2
     => Cura Tibetana del Ajo
     => Chakras
     => Chakras Curso
     => Chakras Tierra
     => Chamán
     => Decreto para limpieza total de energía
     => Dimensiones 3ª, 4ª y 5ª
     => Duendes
     => El doble
     => Elementales
     => Sanación con elementales
     => Elevar la vibración
     => Enciclopedia Médica
     => Energía Amor
     => Entes y Parásitos del cuerpo energético
     => Espacio Sagrado
     => Fisionomía China
     => Familias de Almas
     => Formas mentales
     => Frecuencias
     => Geopatías
     => Glándula Pineal
     => Glosario Sanscrito
     => Gnosis
     => Guías Espirituales
     => Hadas
     => Hogar sin Tóxicos
     => Intoxicación metales pesados
     => Karma
     => Kuas Personales o Trigramas
     => Kin Maya
     => La conciencia de las células
     => Lámina YO SOY
     => La intuición
     => La luna: Satélite Artificial
     => La muerte
     => Limpiezas energéticas
     => Limpieza Hepática
     => Los 5 elementos
     => Llaves Tonales
     => Yogui Ramacharaka
     Apuntes2>
     Temas del Mes>
     Películas Gratuitas1>
     Películas Gratuitas2>
     Películas Gratuitas3>
     Películas Espirituales>
     Cine Espiritual>
     Documentales>
     Documentales1>
     Documentales2>
     Documentales Hermandad Blanca>
     Libros1>
     Libros2>
     Libros3>
     Libros4>
     Libros5>
     Libros6>
     Pathwork>
     Biblioteca Pleyades>
     Audiolibros1>
     Meditaciones Guiadas por Belén Valdepeñas
     Meditaciones Guiadas 1>
     Meditaciones Guiadas 2>
     Meditaciones Guiadas 3>
     Fotos>
     Música1>
     Música 2>
     Campañas Humanitarias>
     Noticias Independientes>
     Trueque>
     Opiniones>
     Foro>
     Webs de Interés>



Belén Valdepeñas - Sanación Energética - La muerte


La muerte>

La muerte es algo con lo que convivimos diariamente, con lo que todos algún día, sin excepción, nos enfrentaremos y para lo que nadie nos prepara. Nadie nos forma, ni nos educa para morir.
Tanto la Tierra como los humanos estamos rodeados de campos o cuerpos de energía. El ser humano posee 7 cuerpos energéticos: físico, mental, emocional, etérico, causal, eléctrico y crístico. Cada uno de estos cuerpos posee su propia estructura atómica y vibra con una determinada frecuencia. Al mismo tiempo se interpenetran entre sí. Al hablar sobre la muerte, abordamos el estudio del Mundo de Deseos o Astral. A este Mundo vamos cuando el cuerpo físico muere y es, muy importante que desde el Mundo en que estamos tomemos conciencia de la realidad y estructura de este otro mundo.
El que no ha tomado conciencia aquí de la realidad de los mundos superiores, no la tomará cuando pase a esos otros mundos. Es muy importante que se comprenda esto: Si vanos al Mundo de Deseos sabiendo que ese Mundo existe, la conciencia de su existencia permanece más allá. Si vamos a él sin saberlo, vivimos en ese mundo totalmente inconscientes de lo que nos ocurre. Todos los procesos tienen lugar automáticamente y todo lo que ocurre a nuestro alrededor es entonces como un sueño.
Lo recomendable es que antes de morir nos proyectemos al Mundo del Deseo con la imaginación, tratando de vivir anticipadamente en este Mundo, visitando con el pensamiento las distintas Regiones, imaginando encuentros.
 
Versión Resumida>
1. Cuando el Cuerpo Físico muere, nuestra vida se retira al astral. En el momento de la muerte, el átomo germen del Cuerpo Físico, que durante la vida se encuentra en el corazón, abandona el cuerpo por la cabeza.
4. Este átomo germen o átomo permanente contiene la grabación de todas las experiencias conseguidas por el cuerpo físico a lo largo de la vida. Este átomo nos sigue permanentemente a lo largo de toda la cadena de encarnaciones y contiene todo lo que el hombre piensa, dice y hace: sus emociones, pensamientos y actos. Al morir, éste átomo se incorpora al Cuerpo de Deseos o Astral.
5. La desaparición de ese átomo-germen provoca la muerte aparente de la persona, pero cuando esto sucede, el cuerpo físico se encuentra todavía ligado a los cuerpos superiores a través del llamado cordón plateado, que es un hilo brillante, plateado atado al corazón.
6. Por ese cordón plateado transitan las imágenes de la vida que acaba de terminar con toda su carga Emotiva. Estas imágenes proceden de nuestra sangre, en la que se van grabando nuestras vivencias.
7. Este proceso dura de uno a tres días. Es importante la serenidad alrededor para un buen trasvase y evitar autopsias, donaciones, etc.  
10. El gran daño de estas manipulaciones no es físico sino espiritual.
11. La nueva vida en ese mundo depende mucho del nivel de conciencia de la persona que acaba de morir. Si el fallecido estaba muy apegado a la tierra, a su dinero, a sus pasiones, sus vicios, tardará en abrir los ojos a su nuevo mundo. Sin embargo, como no pueden satisfacer sus vicios, deseos, etc. Con el tiempo ven el astral.
12. En el astral se distinguen 7 regiones:
1ª Región: De las Pasiones y Viles Deseos (infierno)
2ª Región: De la Impresionabilidad (purgatorio)
3ª Región: De los Anhelos.
4ª Región: De los Sentimientos.
5ª Región: La de Vida del Alma.
6ª Región: La de Luz del Alma.
7ª Región: La de Poder del Alma.
Al morir el cuerpo físico y encontrarnos viviendo en el Mundo Astral, estas 7 Regiones forman en nosotros 7 envoltorios, dispuestos como en las cebollas, que están constituidas por capas. Es como si lleváramos puestos encima 7 abrigos, de los cuales nos vamos despojando a medida que la materia que forma el envoltorio va siendo destruida por la Fuerza de Repulsión.
En el momento de la muerte, nos encontramos pues en la 1ª Región, la de Pasiones y Viles Deseos. Es la que corresponde al Infierno y lo que hay en nosotros de pasiones y viles deseos deberá ser destruido con dolor.
Cuando el film de nuestras acciones viles ha sido visionado por entero y nuestra conciencia ha tomado nota de las consecuencias del mal obrar, el primer envoltorio queda destruido y pasamos a vivir en el 2º envoltorio, en la Región de la Impresionabilidad. Aquí es donde se sitúa el Purgatorio.
De nuevo se desarrolla el film de nuestra vida pasada en sentido inverso al normal, pero el argumento del film es distinto: ya no vemos nuestras acciones viles, sino el efecto de nuestra deslealtad, de nuestra intolerancia, de nuestros pequeños fallos humanos. El sufrimiento que nos producen es mucho menor.
Desprovistos del 2º envoltorio, pasamos a la 3ª Región, la de los Anhelos, para consumir el 3º de nuestros envoltorios. Se desarrolla de nuevo el film de nuestra vida pasada, para visionar los efectos de nuestros antojos injustos. Se trata del mal que hemos hecho sin intención de hacerlo.
El tránsito por esas Regiones inferiores es obligado para todos aquellos que, en la composición de sus Cuerpos de Deseos llevan materia correspondiente a la densidad de dichas regiones.
La 4ª Región, llamada de los Sentimientos, es una región neutra. No es infierno, pero tampoco es cielo. Esta Región está reservada exclusivamente a los indiferentes, a los que pasaron por la vida sin hacer el mal, pero que tampoco hicieron ningún bien.
Esa clase de individuos permanece en la 4ª Región durante siglos, llevando una vida aburrida y sin horizonte, impermeables a toda influencia exterior, creyendo firmemente que aquello va a terminar con una muerte definitiva y sin beneficiarse con la adquisición de experiencia alguna.
Terminada la estancia en las Regiones Inferiores, el individuo pasa a las tres Regiones Superiores del Mundo de Deseos, conocidas en conjunto con el nombre de Primer Cielo.
Allí el clima cambia completamente. En la más inferior de esas Regiones, la 5ª, el alma visiona de nuevo el panorama de su vida anterior, pero no en los aspectos negativos, sino en los positivos. Allí podemos contemplar el bien que hemos hecho y sentimos toda la gratitud, el afecto, el amor que hemos inspirado a los demás. La Fuerza de Atracción, activa en estas zonas, incorpora a nuestra conciencia todo ese bien que hemos ido derramando a nuestro paso por la tierra.
Una vez realizado ese trabajo de incorporación a la conciencia de las buenas acciones pasadas, a fin de fortalecerla e impulsarla en un futuro a bien obrar, el alma pasa a la 6ª Región, que es su sede definitiva en este mundo. Allí puede vivir en un clima de felicidad sin precedentes durante siglos.
En esa 6ª Región el material-deseo es extremadamente moldeable y la imaginación del individuo bastará para convertir ese material en una casa, flores, paisajes… Y en esa morada podrá vivir con los seres que ha querido en su anterior existencia, con los que lo han estado esperando y con los que vendrán más tarde, cuando su tiempo de vida se haya cumplido.
En la 7ª Región el alma prepara su porvenir grabando en el átomo-germen de su Cuerpo de Deseos las fascinantes experiencias que allí va a vivir. Es en esa Región donde se confraterniza con los Ángeles y Arcángeles y donde se reciben las enseñanzas que ellos pueden aportarnos. Todos los estudiantes de esoterismo, los que tratan de vivir según esas enseñanzas, serán un día habitantes con plenos derechos de la 7ª Región del Mundo del Deseo.
13. El tránsito del mundo astral al mundo mental se realiza sin pérdida de conciencia. Todo se acalla alrededor del alma y se siente sola, pero bañando en la sublime armonía del universo. En el Mundo del Pensamiento permanecerá el alma durante siglos, viviendo en su Cuerpo Mental. En el Mundo del Pensamiento reina una gran actividad. El hombre que ha alcanzado esa Región se ha despojado de todo egoísmo y se da cuenta de que forma parte de una oleada de vida en la que todo es de todos. en el Mundo del Pensamiento asimila e incorpora al alma las experiencias cosechadas gracias a su vida mental.
14. Todos los habitantes humanos de esa Región tienen acceso a los Archivos Akáshicos.
15. En la 1ª Región del Mundo del Pensamiento se encuentran los Arquetipos de la Forma. Ello significa que todas las formas que existen en nuestro mundo físico figuran allí como esquemas, proyectos, como formas pensadas que un día se cristalizarán en objetos materiales: montañas, valles, plantas, animales, cuerpo físico, etc.
16. Los que viven allí en su Cuerpo Mental ayudan a las jerarquías activas en el Mundo del Pensamiento a establecer el marco en el que se desarrollará su próxima vida física, teniendo en cuenta sus necesidades experimentales, en vista de las experiencias ya aprendidas.
17. En la 2ª, 3ª y 4ª Región el hombre aprenderá a construirse un Cuerpo Vital, un Cuerpo de Deseos y un Cuerpo Mental con las fuerzas arquetípicas de esas Regiones. Terminados los trabajos de perfeccionamiento de sus futuros cuerpos y de perfeccionamiento, del mundo físico que será escenario de la próxima encarnación, el Cuerpo Mental muere a su vez y el hombre queda definitivamente desposeído de sus envoltorios materiales. Es entonces un puro espíritu armado de los átomos-gérmenes que han de servirle para la constitución de sus cuerpos en una nueva vida. Asciende así a las Regiones Superiores del Mundo del Pensamiento, donde entra en contacto con el Ego.
18. Esas 3 Regiones se conocen con el nombre de Región del Pensamiento Abstracto.
La 5ª contiene la Idea-Germen del Deseo y de las Emociones en los animales y en el hombre. La 6ª contiene la Idea-Germen de la vida vegetal, animal y humana.
La 7ª contiene la Idea-Germen de la Forma mineral, vegetal, animal y humana.
En esas Regiones no hay formas. Todo es magma viva, luminosa, puro soplo creador. Allí reside nuestro Ego.
19. ¿Qué es el Ego? El Ego es nuestro Yo espiritual, nuestro Yo creador, el que ostenta todos nuestros poderes. Los cuerpos materiales que poseemos, a saber, el físico, el de deseos y el mental, son meros vehículos del Ego, utilizados para la adquisición de experiencias que, con la disolución de esos cuerpos, se incorporan al Ego, que es la parte inmortal de nosotros mismos, la que no muere jamás.
El Ego es nuestra parte espiritual que ha permanecido en los mundos del Espíritu, en los que todavía no tenemos conciencia.
20. Así pues nuestra vida consciente se desarrolla en 3 Mundos: Físico, de Deseos y del Pensamiento. Nuestro Ego vive en otros 3 Mundos: Las Regiones Superiores del Mundo del Pensamiento, en el Mundo del Espíritu Vital y en el del Espíritu Divino. Queda más arriba otro mundo, el de los Espíritus Vírgenes, al que no tenemos acceso.
21. Cuando el Cuerpo del Pensamiento muere, todos los átomos-germen pasan en poder del Ego. Pasado un tiempo, el Ego siente necesidad de nuevas experiencias que le permitan avanzar hacia la perfección. Esa necesidad se presenta en forma de sueño. El Ego "sueña" su nueva vida terrestre, ve las imágenes de las experiencias fundamentales que contendrá, no de los detalles, y ese sueño-deseo lo incita a introducir el átomo-germen del Cuerpo del Pensamiento en la Región del Pensamiento Concreto.
22. Se inicia entonces el camino de descenso en sentido inverso al seguido en el periodo de ascenso hacia el Ego. Según el poder de atracción del átomo-germen, atraerá hacia él, como un imán, más o menos materia. Ya provisto de materiales de la 4ª Región, el átomo-germen adquirirá materia de la 3ª Región; después lo hará en la 2ª y 1ª.
23. Ya formado el Cuerpo Mental de la futura existencia, el átomo-germen del Cuerpo del Deseo entra en funciones y empieza a recoger materia de las 7 Regiones del Mundo Astral, por el procedimiento ya descrito.
24. Ya tenemos pues un Cuerpo Mental y un Cuerpo de Deseos reconstituidos en forma de campana. Ahora ambos se encuentran en el umbral de la vida física, en busca de un cuerpo físico que les permita manifestarse.
25. Aquí las cosas empiezan a ser más complejas. El Ego, en su "sueño" de nueva vida, se ha propuesto vivir cierto tipo de experiencias que aún no ha realizado, pero Él no ha tenido en cuenta las deudas pendientes que sus cuerpos mortales dejaron en sus peregrinajes por la tierra. Los Ángeles Archiveros, con la Memoria de las Vidas en las manos, leen al Ego la cartilla, con la suma de acciones iniciadas anteriormente y que necesariamente deben concluir.
26. Entonces el Ego decide, con toda lucidez, la parte de cuentas que serán pagadas. La tarea, de los Señores del Destino, cuando llega a ellos un alma en solicitud de encarnación, es de una gran complejidad. Su primer trabajo consiste en buscar al reencarnante unos padres. Si existen lazos kármicos que obliguen a los futuros padres a cargar con la custodia de su futuro hijo, no hay problema: bastará con localizarlos en la parte del mundo en que se encuentren. Pero es posible que el destino particular de esos futuros padres los haya situado, uno en una ciudad y otro muy lejos de allí. Entonces los Señores del Destino deberán procurar juntarlos, inspirando a uno de ellos la idea de un viaje, de una expatriación, que permita entrar en contacto con el otro elemento. Todo ello deberán hacerlo sin violentar el destino particular de esos padres y de acuerdo con sus necesidades evolutorias.
Los lazos kármicos que atan a los futuros padres pueden ser de odio o de amor. El que en una existencia anterior ha dado muerte a una persona, le tocará en la próxima darle vida, de modo que ineludiblemente deberá ser su madre. Pero igualmente, dos personas que se hayan amado mucho, también se encontrarán vinculadas por ese amor que los obligará a nacer en la misma familia.
Así pues, el que un individuo nazca en una familia determinada, no es nunca una casualidad, sino una necesidad.
Elegidos ya los padres, no les quedará más que encontrar la fecha oportuna para que, según la posición de los astros, el naciente disponga de las energías necesarias para realizar su programa, el trazado por el Ego y el exigido por su karma y, cuando ese momento estelar se produzca, depositarán el átomo-germen del cuerpo físico en la simiente del futuro padre para que la fecundación pueda tener lugar.
Cuando nace el bebé, no dispone aún de sus cuerpos superiores y vive en el Cuerpo de Deseos y Mental "prestados" por sus padres. Su Cuerpo Vital nace a los 7 años, y el niño pega un estirón; su Cuerpo de Deseos nace a los 14 años y el niño adquiere la facultad de procrear. Su Cuerpo Mental nace a los 21 años y el niño alcanza su edad adulta.
 
Versión Ampliada>
1. Nuestra vida se desarrolla en 3 Mundos: el del Pensamiento, el del Deseo o Astral y el Físico, y para poder vivir en ellos, disponemos de tres Cuerpos: El Físico, El Astral y el Mental.
2. El Mundo Físico es el único en el cual el hombre puede realizarse, adquirir experiencias, progresar. El Cuerpo Mental y el Cuerpo Emotivo o de Deseos actúan a través del Cuerpo Físico, que les sirve de vehículo. De ahí la importancia enorme que tiene para nosotros la existencia física.
3. Cuando el Cuerpo Físico muere, nuestra vida se retira al astral y en él prosigue su evolución. En el momento de la muerte, el átomo germen del Cuerpo Físico, que durante la vida se encuentra en la punta del ventrículo izquierdo del corazón, asciende hasta el cerebro y abandona el cuerpo por la cabeza.
4. Este átomo germen o átomo permanente contiene la grabación de todas las experiencias conseguidas por el cuerpo físico a lo largo de la vida. Este átomo nos sigue permanentemente a lo largo de toda la cadena de encarnaciones y en él está depositada igualmente la memoria de nuestras vidas pasadas. En el átomo del corazón se va a registrar todo lo que el hombre piensa, dice y hace: sus emociones, pensamientos y actos. Al morir, éste átomo se incorpora al Cuerpo de Deseos o Astral.
5. La desaparición de ese átomo-germen provoca el paro cardíaco y la muerte aparente de la persona, pero cuando esto sucede, el cuerpo físico se encuentra todavía ligado a los cuerpos superiores a través del llamado cordón plateado, que es un hilo brillante, plateado, en forma de dos 6 al revés, atado al corazón y que constituye el último puente entre la vida y la muerte.
6. Por ese cordón plateado transitan las imágenes de la vida que acaba de terminar con toda su carga Emotiva. Estas imágenes proceden de nuestra sangre, en la que se van grabando nuestras vivencias y las emociones que despertamos en los demás con nuestra forma de obrar. Este registro vital pasa al Cuerpo de Deseos por el puente tendido del cordón plateado.
7. Este proceso dura de uno a tres días y es de suma importancia que la persona fallecida disponga de serenidad alrededor de ella para que la grabación de estas imágenes en el Cuerpo de Deseos se efectúe con el mayor rigor.
8. Mientras el cordón plateado no ha sido roto, el cuerpo conserva cierto grado de sensibilidad y el alma puede ser llamada de nuevo a la vida, cosa que no es aconsejable, ya que el proceso en sí de morir no es doloroso, pero sí lo es si se fuerza la persona a regresar y se la impide morir cuando es irreversible el que lo haga.
9. Todo atentado que sufra el cuerpo durante los tres días que siguen a su muerte, será dolorosamente sentido por el difunto, tanto si se trata de la autopsia, embalsamamiento, incineración o extirpación de órganos con destino a la "ciencia": ojos, riñones, etc.
10. Sin embargo, el gran daño de estas manipulaciones no es físico sino espiritual, ya que se impide de esta forma al difunto realizar en condiciones adecuadas el trasvase de imágenes vitales de su sangre al Cuerpo de Deseo Sin esas imágenes, como veremos a continuación, puede decirse que el difunto ha perdido las tres cuartas partes de su vida.
11. También los llantos, los quejidos, las manifestaciones de afecto de sus familiares perturban al fallecido y le impiden fijar su atención en esta grabación de imágenes. Lo correcto sería que se dejara al difunto durante 3 días en un ambiente de respetuoso silencio, pasados los cuales el cuerpo puede ser incinerado sin que el alma sufra el menor daño.
12. Una vez roto el cordón plateado, el individuo ya es ciudadano de un nuevo mundo. El Mundo del Deseo o Astral es un globo exacto a la Tierra, formado de una materia más sutil, invisible al ojo físico. Esta materia interpenetra el globo físico y sobresale unos cuantos kilómetros al exterior, de modo que es más grande que el mundo físico.
13. La nueva vida en ese mundo depende mucho del nivel de conciencia de la persona que acaba de morir. El recién fallecido es esperado siempre, del mismo modo que el bebé es esperado por los padres en el mundo físico, pero el traspasado no siempre ve a los familiares que acuden a recibirlo.
14. Si el que acaba de fallecer estaba muy apegado a la tierra, a su dinero, a sus pasiones, sus vicios, tardará en abrir los ojos a su nuevo mundo. Cerrará sus sentidos a la percepción del nuevo universo y se aferrará con sus sentimientos a la tierra que acaba de dejar.
15. Los que poseen la visión espiritual pueden ver el fantasma de los avaros montando guardia ante su caja fuerte y desesperándose al ver como sus herederos lo pasan en grande derrochando lo que él con tanto amor guardaba. Del mismo modo pueden ver como los que fueron borrachines se meten dentro de barriles de vino, con la esperanza de impregnarse de vapores de alcohol. Lo mismo sucede con los que aún conservan hambre de sexo. Son auténticas almas en pena que, a la menor oportunidad, se meten dentro de un organismo físico para experimentar, a través de un vivo, esas sensaciones que por ellos mismos ya no pueden tener. Los obsesionados con la idea de matar, rastrean en los bajos fondos con la esperanza de inspirar un crimen a alguien que también nutre, esa idea en el mundo de los vivos.
16. Pero no hay nada peor para un vicio que el no poder satisfacerlo; de modo que a fuerza de frustraciones, esa categoría de seres acaba apartándose de un camino imposible y un día abren los ojos a los trabajos que les esperan en el nuevo mundo. Entonces descubren a sus familiares muertos y siguen su vida evolutoria apartándose de la materialidad.
17. Algo parecido sucede con los que estaban unidos por lazos muy fuertes con personas que, quedan en la tierra. Su llanto, sus ansias de que vuelvan, su desamparo, su angustia, la ayuda que les piden y que no pueden dar, los mantiene emotivamente unidos a este mundo y fuera de toda posibilidad de seguir el camino en que Ineludiblemente deberán adentrarse. Ese amor posesivo de una persona viva por una muerta es altamente perjudicial para el desencarnado. El amor correcto de los vivos por los muertos consiste en desear que se alejen y vivan plenamente su nueva situación.
18. La primera experiencia que aguarda a un fallecido, es su confrontación con una figura denominada el Guardián del Umbral. En esa imagen se concentran todas las perversidades que él ha realizado a lo largo de su vida. Si ha matado, será una imagen sangrienta y, en todo caso, siempre repulsiva y produciendo un fuerte impacto. Sin embargo, el fallecido dispone de asistencia para soportar la prueba y no se producen en él más daños que los procurados por una fuerte impresión.
19. Antes de convertirse en ciudadanos auténticos de ese nuevo mundo, deberán pasar un periodo purgando los errores cometidos en la vida que termina, permaneciendo en la más baja Región del Mundo de Deseos, aquella que en la tradición católica se conoce con el nombre de Infierno.
20. El panorama de la vida, impreso ahora en el Cuerpo de Deseos, empezará a desarrollarse ante el recién fallecido, el cual lo contemplará como si estuviera viendo un film.
21. Pero no se trata de una visión de su vida completa, sino solamente de la parte perversa que ella contenga. Y las escenas suceden en orden inverso al vivido, empezando por la última imagen registrada en la sangre, hasta la primera, impresa a los pocos instantes de nacer.
22. El individuo revivirá entonces su vida, pero con la particularidad de que él experimentará los sufrimientos que haya inflingido a los demás con su actuación. Si ha matado, sentirá él las angustias de la muerte violenta. Lo percibirá todo con la misma intensidad con que su prójimo lo percibió, hasta arrancar esa vivencia de la memoria de su vida, como si su carne fuera arrancada a jirones. Es esto el Infierno. En cuanto a “ubicación” el infierno ocupa la capa más baja del mundo astral. Cuando las maldades nos han sido arrancadas de la piel, abandonamos esta zona para dirigirnos a una región de perspectivas más risueñas. Es el purgatorio. Aquí contemplamos de nuevo nuestra vida, pero solo veremos las acciones que han provocado de manera indirecta o involuntaria algún daño a los demás.
El mundo de los Deseos o Astral> 
1. El Mundo de, Deseos o Astral está compuesto de 7 Regiones formadas por una materia cuya densidad es decreciente. He aquí el nombre que se da a cada una de estas Regiones, desde la más densa a la más sutil:
1ª Región: De las Pasiones y Viles Deseos.
2ª Región: De la Impresionabilidad.
3ª Región: De los Anhelos.
4ª Región: De los Sentimientos.
5ª Región: La de Vida del Alma.
6ª Región: La de Luz del Alma.
7ª Región: La de Poder del Alma.
2. En las 3 primeras Regiones, rige la Fuerza de Repulsión, fuerza que tiene por misión destruir todo lo que cae bajo su órbita. En las tres Regiones Superiores, rige la Fuerza de Atracción, cuya misión es unir y fortalecer lo que entra en sus dominios.
3. Como sea que el Mal se concentra en las tres primeras Regiones, la Fuerza de Repulsión, activa en ellas, lo destruye constantemente y no le permite fortalecerse y progresar.
4. Por el contrario, el Bien se concentra en las Regiones Superiores y la Fuerza de Atracción, activa en esos dominios, le permite fortalecerse y ser cada día más percutante. Es por ello que en el combate entre el Bien y el Mal, este último lleva todas las de perder.
5. Al morir el cuerpo físico y encontrarnos viviendo en el Cuerpo de Deseos, esas 7 Regiones mencionadas forman en nosotros 7 envoltorios, dispuestos como en las cebollas, que están constituidas por capas. Es como si lleváramos puestos encima 7 abrigos, de los cuales nos vamos despojando a medida que la materia que forma el envoltorio va siendo destruida por la Fuerza de Repulsión.
6. En el momento de la muerte, nos encontramos pues en la 1ª Región, la de Pasiones y Viles Deseos. Es la que corresponde al Infierno y lo que hay en nosotros de pasiones y viles deseos deberá ser destruido. En esta Región reina la oscuridad más completa y ese olor pestilente, característico de la materia en descomposición. La Fuerza de Repulsión acumula las heces para ser quemadas o incorporadas de nuevo a la materia primigenia de este mundo.
7. La destrucción de este primer envoltorio de nuestro Cuerpo de Deseos produce dolor, que imprimirá en la conciencia el sentido de la rectitud, ya que, como hemos explicado anteriormente, este dolor emana de las acciones viles que hemos cometido y experimentamos el mal que han producido en aquellos a que iban destinadas.
8. Cuando el film de nuestras acciones viles ha sido visionado por entero y nuestra conciencia ha tomado nota de las consecuencias del mal obrar, el primer envoltorio queda destruido y pasamos a vivir en el 2º envoltorio, en la Región de la Impresionabilidad. Aquí es donde se sitúa el Purgatorio.
9. De nuevo se desarrolla el film de nuestra vida pasada en sentido inverso al normal, pero el argumento del film es distinto: ya no vemos nuestras acciones viles, sino el efecto de nuestra deslealtad, de nuestra intolerancia, de nuestros pequeños fallos humanos. El sufrimiento que nos producen es mucho menor.
10. Desprovistos del 2º envoltorio, pasamos a la 3ª Región, la de los Anhelos, para consumir el 3º de nuestros envoltorios. Se desarrolla de nuevo el film de nuestra vida pasada, para visionar los efectos de nuestros antojos injustos. Se trata del mal que hemos hecho sin intención de hacerlo. En esta Región viven con mucha intensidad los escritores, que pueden contemplar los efectos negativos de sus escritos sobre el público a que iban dirigidos; los editores de pornografía, los que fabrican papel para esos editores, los que lo imprimen, los que lo venden; los propietarios de cotos cerrados que reciben el impacto de la cólera de los que se vieron privados de gozar de la naturaleza, gracias a esa apropiación indebida; los políticos que se equivocaron en sus actuaciones; Los que han sido, en general, causantes de un mal indirecto. Allí pueden tomar conciencia de sus errores.
11. Esas tres Regiones Inferiores del Mundo de Deseos forman el núcleo de la región purgatorial donde el individuo permanece alrededor de un tercio del tiempo que ha vivido en el cuerpo físico. Es decir, un hombre que hubiese vivido 90 años, permanecería en esas regiones inferiores por espacio de 30 años.
12. El trabajo que se realiza en ellas es muy importante, ya que el individuo adquirirá fuerza de carácter y conciencia de los errores, y en una próxima vida, aunque no recuerde las anécdotas de su existencia anterior, gracias a la conciencia adquirida, no caerá en los mismos errores.
13. Por ello es de una importancia capital el que pueda disponer de imágenes nítidas de su vida pasada. Si la impresión del film se ha hecho en malas condiciones, porque la muerte ha estado rodeada de un clima emotivo, que no le permitía prestar atención a su trabajo, o si su cadáver fue violentado, las imágenes no se habrán grabado con fuerza y la toma de conciencia, sólo se hará a medias.
14. El tránsito por esas Regiones inferiores es obligado para todos aquellos que, en la composición de sus Cuerpos de Deseos llevan materia correspondiente a la densidad de dichas regiones. Pero ese tránsito puede ser evitado si todos los días, al acostarse, se realiza el ejercicio de retrospección, revisando los acontecimientos de la jornada, tomando conciencia del mal que se haya podido hacer y realizando el propósito de reparar la falta y eliminar toda actitud torcida. Los que así proceden, si son sinceros, al morir se van directo a las Regiones Superiores, sin pasar por los mundos sometidos a la destructora y dolorosa fuerza de Repulsión.
15. La 4ª Región, llamada de los Sentimientos, es una región neutra. No es infierno, pero tampoco es cielo. Esta Región está reservada exclusivamente a los indiferentes, a los que pasaron por la vida sin hacer el mal, pero que tampoco hicieron ningún bien: se limitaron a cumplir con su deber, con las reglas, con las normas, sin participar jamás activamente en nada, sin militar en ningún partido, sin abrigar ninguna creencia, sin una sola gota de fe.
16. Esa clase de individuos permanece en la 4ª Región durante siglos, llevando una vida aburrida y sin horizonte, impermeables a toda influencia exterior, creyendo firmemente que aquello va a terminar con una muerte definitiva y sin beneficiarse con la adquisición de experiencia alguna.
17. Terminada la estancia en las Regiones Inferiores, el individuo pasa a las tres Regiones Superiores del Mundo de Deseos, conocidas en conjunto con el nombre de Primer Cielo.
18. Allí el clima cambia completamente. En la más inferior de esas Regiones, la 5ª, el alma visiona de nuevo el panorama de su vida anterior, pero no en los aspectos negativos, sino en los positivos. Allí podemos contemplar el bien que hemos hecho y sentimos toda la gratitud, el afecto, el amor que hemos inspirado a los demás. La Fuerza de Atracción, activa en estas zonas, incorpora a nuestra conciencia todo ese bien que hemos ido derramando a nuestro paso por la tierra.
19. Una vez realizado ese trabajo de incorporación a la conciencia de las buenas acciones pasadas, a fin de fortalecerla e impulsarla en un futuro a bien obrar, el alma pasa a la 6ª Región, que es su sede definitiva en este mundo. Allí puede vivir en un clima de felicidad sin precedentes durante siglos.
20. En esa 6ª Región podrá edificar su casa. El material-deseo es extremadamente moldeable y la imaginación del individuo bastará para convertir ese material en una casa: aquella en la que ha soñado siempre vivir.
21. Como, además, el Mundo de Deseos es el mundo del color, de la luz, de las flores, podrán edificarse suntuosos jardines, con unas flores de extraños colores, que no se encuentran en la tierra. Y en esa morada podrá vivir con los seres que ha querido en su anterior existencia, con los que lo han estado esperando y con los que vendrán más tarde, cuando su tiempo de vida se haya cumplido.
22. En esa 6ª Región las personas se reúnen según sus afinidades electivas, de modo que se encuentran juntas aquellas que en la tierra estaban unidas por un común modo de sentir. Además de la mansión del Amor, es también pues la mansión de la Amistad. Y cuanto más dura ha sido la vida que se ha dejado, más alta es la felicidad que se experimenta en esa auténtica Tierra Prometida.
En las regiones superiores se puede residir normalmente, entre vida y vida física, "temporadas" equivalentes a unos 500 años terrenales o más.
Existe, sin embargo, una categoría de seres que pasan muy rápidamente por tales regiones superiores: son los que han adquirido conciencia de la mecánica del mundo y que desean participar en la Obra Divina de una manera intensa y eficaz. Esos, los elegidos, renuncian voluntariamente a los placeres de la vida en la 6º Región del Mundo de Deseos, permanecen en la 7ª el tiempo indispensable para preparar su futuro, realizan igualmente trabajos preparatorios en el Mundo del Pensamiento y se zambullen de nuevo en la vida física, poniendo manos a la obra en el perfeccionamiento del mundo. Esos seres superiores se encarnan más a menudo y, por tanto, adquieren más experiencias, se perfeccionan más rápidamente y se liberan mucho antes de la cadena de encarnaciones.
En el aspecto negativo, hay otra clase de individuos que apenas ponen los pies en el Mundo de Deseos: son los suicidas. El suicida, al inutilizar su cuerpo físico cuando en el mundo de los arquetipos el suyo sigue bombeándole vida, se encuentra en la situación anómala del muerto-vivo, sintiendo todos los deseos de un vivo, pero sin cuerpo para realizarlos. No se integra pues al circuito normal y permanece en las bajas regiones del Mundo de Deseos. Esta agonía cesa cuando se cumple su tiempo normal de vida, es decir, en el momento en que hubiese muerto de no haberse suicidado. El arquetipo deja de funcionar y el suicidado podría seguir el circuito normal; y digo podría porque si en el suicidio ha perdido su sangre, la cosa se complica. Al derramar su sangre, las imágenes contenidas en ella se dispersaron y se encuentra que no tiene nada que purgar, de modo que no pasa por las Región del infierno y del Purgatorio. Habiendo vivido inútilmente su anterior existencia, tampoco tiene razón de ser el que permanezca en la paradisíaca 6ª Región del Mundo de Deseo, de manera que, sin pasar por ella, su Ego lo precipita a una nueva encarnación, sin tener la oportunidad de encontrarse con familiares o amigos fallecidos.
 
Habitantes del “Astral”>
2. Las 3 regiones inferiores del Mundo de Deseos constituyen la sede natural de los Luciferes, clase de entidades que pertenecen a la generación de los Ángeles y que en un momento de su evolución quedaron postergados.
3. En esas 3 regiones los Luciferes "ayudan" al hombre a purgar sus pecados. Como se trata de lugares donde impera la fuerza de Repulsión y donde el hombre experimenta el tormento, es natural que atribuyamos estos sufrimientos a los seres que velan para que sean cumplidos. Pero los Luciferes son los agentes al servicio de una necesidad que nosotros mismos hemos generado y no hay en ellos una disposición malévola hacia el hombre.
4. En esas tres regiones viven también, obviamente, los desencarnados en tránsito, los Elementales, los Artificiales y los hombres vivos en el periodo de sueño.
5. Los Elementales son los corpúsculos de que se forman los elementos: Fuego, Agua, Aire y Tierra. Son entidades micro-orgánicas que no tienen conciencia de sí mismas y que están al servicio del que sabe mandarlas. En esas bajas regiones los Elementales "trabajan" con, la fuerza de Repulsión y su misión es la de destruir. Esas categorías de seres son las que utilizan los magos negros en sus conjuros maléficos.
6. Los Artificiales se denominan así porque no son entidades vivas, sino creaciones humanas. Cada deseo que el hombre vivo emite, crea una forma en el Mundo de Deseos. Si ese deseo es repetido una y otra vez, día tras día, esa forma se convierte en permanente y tiene una vida propia en el mundo astral.
7. En esas bajas regiones sólo se encuentran los Artificiales generados por el odio, los deseos de venganza, de codicia, de lujuria, etc. Tales entidades constituyen un concentrado de odio o de lujuria, que puede ser proyectado, gracias a la fuerza propulsora de los Elementales, hacia una persona viva para inspirarle una pasión o para destruirla. Por ello es importante no alimentar en nosotros los deseos impuros, que nos empalman con esas criaturas.
8. A esas regiones van las almas por la noche, mientras dormimos, pero no todos vamos allí. Cada ser humano flota, por así decirlo, a la altura espiritual que constituye su nivel medio, es decir, las personas bajas y rastreras, las que viven en el odio y para el odio, no pueden aspirar, cuando duermen, a penetrar en las altas regiones del Mundo del Deseo y permanecen en esos bajos parajes.
9. Las que viven en un nivel elevado también van a parar allí cuando su comportamiento, durante el día ha hecho que bajara la frecuencia vibratoria de su organismo. Ese descenso lo produce la ingerencia de alcohol, de tabaco, de carnes o una comilona excesiva y la actividad sexual. Cuando tenemos ese tipo de abusos, nos encontramos de noche en esas regiones y de ahí las pesadillas, los sueños terroríficos y el despertar con la sensación de cansancio y de angustia.
10. En esas regiones se producen encuentros entre los durmientes y los familiares desencarnados que purgan sus errores. No puede decirse que sean encuentros afortunados, ya que los que viven en ese mundo e ignoran la utilidad del proceso a que están sometidos, son muy pesimistas sobre su suerte. No es conveniente que la persona viva desee esos encuentros, que se efectuarán más tarde, en buenas condiciones, cuando el desencarnado acceda a la 6ª Región.
11. En las tres regiones inferiores reina una oscuridad, que es total en la primera. No hay luz, no hay color. La iluminación aparece en la 4ª Región, que tiene el aspecto de un desierto en el que nada ocurre.
12. Las tres Regiones superiores del Mundo del Deseo constituyen la sede natural de los Arcángeles y de los Ángeles. Ellos viven allí como nosotros en la Tierra, organizando la vida en la esfera. Aunque están permanentemente en contacto con los desencarnados en tránsito por esas regiones, no siempre el hombre se apercibe de la presencia de esas Entidades, ya que entre ellos y nosotros existe un desnivel evolutorio que los oculta a nuestros ojos. Pero los que en vida han tomado conciencia de su existencia, esos los ven y los oyen.
13. En esas altas regiones viven también los Elementales, los Artificiales, nuestras almas durante el sueño y los Espíritus-Grupo de los animales. Allí todo es luz y color. En esas 3 Regiones superiores no hay noche.
14. Los Elementales no se comportan del mismo modo que sus colegas de las regiones inferiores y los magos blancos pueden utilizar esas fuerzas para construir, para crear armonía, paz, felicidad, salud y bienestar en general. El que sabe utilizar a los Elementales de las regiones superiores del Mundo del Deseo puede hacer auténticos milagros.
15. Los Artificiales son también, como los anteriormente estudiados, creaciones humanas, pero están formados con los anhelos sublimes de los hombres. Entre esos Artificiales caben destacar las Vírgenes (de los Dolores, de las Virtudes, de los Ángeles, etc.) Las plegarias de los fieles crean en el Mundo del Deseo esas imágenes sublimes que tienen vida propia. Son ellas las que se aparecen a los videntes y les transmiten el mensaje que los devotos han programado en ellas. De esta forma, las aspiraciones que los hombres lanzan al cielo, les son devueltas por el cielo en forma de mensajes emanados de la espiritualidad.
16. De igual forma, los que rezan en vistas a la curación de los enfermos, crean un Artificial que es un auténtico concentrado de fuerza curativa, utilizada luego por los curanderos para restablecer la salud en el cuerpo enfermo.
17. Sorprendentes resultan los Artificiales emanados del folclore popular. En periodo de Navidad y Reyes aparecen en el Mundo del Deseo los Papás Noel y los Reyes Magos con su cohorte de servidores, arrastrando fantásticos carruseles llenos de juguetes y golosinas, creados eternamente por la imaginación de los niños. Cada año viven una gran fiesta, llena de cánticos y de magia, los que allí viven.
18. Se encuentran también allí ciudades artificiales creadas por la imaginación de los hombres, como la Nueva Jerusalén mítica y otras ciudades descritas por los novelistas.
21. Los que en la tierra viven activamente la espiritualidad, los que tienen aspiraciones elevadas van por la noche, durante el sueño, a esas regiones, en las que pueden ver y hablar con sus familiares muertos residiendo allí y participan en la vida de ese mundo. Los sueños en colores proceden de esas regiones y se caracterizan por la profunda paz y bienestar que se siente al despertar.
20. Por último, allí residen igualmente los Espíritus-Grupo de los animales. Son entidades de una evolución más avanzada que el hombre y que poseen un conocimiento muy superior. Es por ello que algunos animales están dotados de instintos y de capacidad constructora, como el castor, muy superiores a las de los hombres.
21. Los Espíritus-Grupo aparecen con los rostros de los animales cuya evolución dirigen, pero allí no inspiran ningún terror. Todas las experiencias de la especie son recogidas por ellos y guardadas, para ser incorporadas en cada uno de ellos cuando conquisten su individualidad.
22. A esas regiones van a parar igualmente las almas de los niños que mueren antes de los 14 años. Mientras los Ángeles instructores imprimen en sus Cuerpos de Deseos las enseñanzas que perdieron en su anterior vida por haber muerto violentamente, perdiendo la sangre, otros habitantes de este mundo se divierten con ellos creando juguetes animados, con la materia-deseo, de modo que esos niños en espera de una nueva encarnación, viven en un auténtico paraíso.
Mundo mental o del pensamiento>
1. Mientras en las 3 regiones inferiores del Mundo del Deseo la fuerza de Repulsión destruye uno a uno los envoltorios que sirven de vehículo a la Vida, en las 3 Regiones Superiores la fuerza de Atracción mantiene la cohesión del cuerpo de deseos de modo que cada Región no constituye un mundo aparte, como ocurre con las inferiores, sino uno sólo unido.
2. Sin embargo, hay una diferencia esencial entres la 6ª y 7ª Región, ya que mientras la 6ª ofrece la materia-deseo necesaria para vivir en ese Mundo: para construir casas, flores, ciudades, formas múltiples, la 7ª Región proporciona el material necesario para la inspiración y la contemplación.
3. El que en la vida pasada ha cultivado las virtudes superiores del Cuerpo de Deseos; el que ha proyectado sus deseos hacia lo sublime, bien sea mediante la práctica del arte, la meditación, la plegaria desinteresada, el deseo de lo trascendente; el que con su actitud, sus consejos, su filantropía, ha facilitado a otro el acceso a lo sublime, se encontrará con un Cuerpo de Deseos repleto de material de esa 7ª Región y podrá vivir intensamente y participar en los trabajos que en tal Región se realizan.
4. Mientras la gran masa vivirá en la 6ª Región una existencia feliz y sin problemas, esa élite de la que acabamos de hablar cultivará las virtudes y talentos que ha desarrollado en la pasada existencia y planificará allí su futura vida, adquiriendo facultades de intuición y videncia, ya que es esa Región la que ofrece a los humanos el "material" que les permite "ver" el futuro.
5. Allí los pintores realizan fabulosas telas con colores vivos, los escritores encontrarán argumentos para sus futuras obras, los filósofos y estudiantes tendrán acceso a todas las bibliotecas del mundo; los filántropos podrán elaborar sus planes de ayuda para su futura vida. En esa 7ª Región el alma prepara su porvenir grabando en el átomo-germen de su Cuerpo de Deseos las fascinantes experiencias que allí vive.
6. El Dios de nuestro sistema solar no habita en el Mundo del Deseo, pero esa sublime Entidad tuvo un Cuerpo de Deseos en un pasado estado evolutorio y aunque no está obligado a vivir en ese cuerpo, desciende voluntariamente a esa 7ª Región todos los días y se puede establecer contacto con él cuando en el punto geográfico en que residimos es medianoche.
7. Es por esta razón que en las antiguas escuelas iniciáticas, los discípulos se levanta-ban a medianoche para meditar. A esa hora dicen las enseñanzas tradicionales el Señor visita a los Justos en el Jardín de Edén y, el que está despierto y estudia la doctrina a esa hora, recibe la iluminación.
8. Los habitantes de la 7ª Región reciben pues todos los días ese formidable impacto espiritual que les infunde comprensión de las leyes del mundo y les permitirá, en una futura vida, ser auténticas luces que alumbren el sendero de los demás.
9. Finalmente, es en esa Región donde se confraterniza con los Ángeles y Arcángeles y donde se reciben las enseñanzas que ellos pueden aportarnos. Todos los estudiantes de esoterismo, los que tratan de vivir según esas enseñanzas, serán un día habitantes con plenos derechos de la 7ª Región del Mundo del Deseo.
10. El momento viene por fin en que el Ego llama su alma hacia más elevadas tareas y se produce la muerte del Cuerpo de Deseos, de igual modo que en su día muriera el cuerpo físico. Entonces la Vida se retira al Cuerpo Mental, incorporando a él los átomos gérmenes de los cuerpos físico, etérico y de deseos.
11. Sin embargo, el cadáver del Cuerpo de Deseos no se descompone, como ocurre con el cuerpo físico, porque la materia que lo forma tiene una vida autónoma. Las formas abandonadas por el alma siguen flotando y son conocidas con el nombre de Cascarones. Esos Cascarones son capaces de transmitir los sentimientos de la persona que los habitó. A veces, los Elementales juguetones ocupan esos Cascarones, les imprimen movimiento y dan la sensación de estar vivos.
12. Eso ocurre particularmente con los Cascarones de hombres célebres. Cuando en la tierra, en una sesión mediumnímica, se evoca a Dante, Cesar, Shakespeare y la Entidad acude a la llamada, no es el alma inmortal del genio la que va allí, sino su Cascarón vitalizado por los Elementales, expresándose con palabras que ya utilizó en sus obras y que no aportan pues nada nuevo.
13. Decíamos pues que el hombre abandona su Cuerpo de Deseos para vivir en su Cuerpo Mental El tránsito de un mundo a otro se realiza sin pérdida de conciencia. El individuo es perfectamente lúcido del hecho que abandona un estado para entrar en otro y ese tránsito se acompaña de una inefable felicidad.
14. En las escuelas herméticas ese tránsito se conoce como el "Gran Silencio", porque todo se acalla alrededor del alma y se siente sola, pero bañando en la sublime armonía del universo. El hombre tiene el sentimiento de estar entrando en su Patria y se encuentra como el que regresa de un largo exilio.
15. Tras el "Gran Silencio" viene el despertar y el alma se encuentra en una región denominada Segundo Cielo, situada en la parte inferior del Mundo del Pensamiento, conocida como Región del Pensamiento Concreto.
16. El Mundo del Pensamiento, como el Mundo del Deseo, también está formado por 7 Regiones. Las 4 inferiores, que es donde el hombre vive ahora, se denominan, de inferior a superior:
1ª Región de los Arquetipos de la Forma.
2ª Id. Arquetipos de la Vitalidad Universal.
3ª Id. Arquetipos celos Deseos y Emociones.
4ª Id. Arquetipos del Intelecto.
17. La primera sensación del espíritu que despierta a la vida en el 2º Cielo, es de bañar en un océano de armonía. Llegan hasta él los latidos de la música de las esferas, formada por el crepitar de los astros en su carrera por el Zodiaco. Algunos privilegiados que viven en nuestra tierra y que poseen el don de la clariaudiencia, han oído alguna vez esa música de las esferas, creadora de un sentimiento intransmisible, que produce explosiones de llanto y felicidad.
18. Es esa música de las esferas la que mantiene la coherencia de la materia. Si por un instante dejara de sonar, las más sólidas murallas se desmoronarían. Allí el alma humana comprende ese misterio supremo que es la armonía sin la cual nada podría existir.
19. En el Mundo del Pensamiento reina una gran actividad. El hombre que ha alcanzado esa Región se ha despojado de todo egoísmo y se da cuenta de que forma parte de una oleada de vida en la que todo es de todos.
20. Por consiguiente, todos los habitantes humanos de esa Región tienen acceso al conocimiento adquirido por el recién llegado a ella, y asimismo él accede al conocimiento logrado por los otros. Allí el saber es patrimonio común.
21. Y no sólo el saber adquirido por los humanos en la encarnación precedente, sino el saber universal conquistado desde el 1er día de la Creación y depositado en los llamados Archivos Akáshicos situados en el Mundo del Pensamiento
22. En esos Archivos Akáshicos el hombre encuentra la historia de sus encarnaciones pasadas; puede ver como en un film quien ha sido, con quien ha estado ligado, qué le ha pasado desde que era un ser prehistórico y puede también saber y comprender la misión de personajes históricos. No se trata de leer un libro con su historia, sino de tener la comprensión inmediata del significado histórico de tal o cual figura y su significado cósmico.
Región del Pensamiento Abstracto>
En el Mundo del Pensamiento permanecerá el alma durante siglos, viviendo en su Cuerpo Mental.
Del mismo modo que en el Mundo del Deseo el hombre asimiló las experiencias que le procuraron en la tierra sus deseos y emociones, incorporándolas a su alma, en el Mundo del Pensamiento asimila e incorpora al alma las experiencias cosechadas gracias a su vida mental. Allí los pensamientos tienen una forma exacta y el que ha cometido errores mentales encuentra allí la correcta solución. Sólo, los que han ejercido el Pensamiento en la Tierra tienen vida consciente en esas Regiones. Pensar aquí, en la tierra, ejercer las funciones intelectuales, significa hacer méritos para ser un ciudadano consciente en el Segundo Cielo.
Pero no sólo se realiza allí un trabajo de asimilación de las experiencias pasadas, sino que se participa activamente en la preparación del futuro en la tierra. En la 1ª Región del Mundo del Pensamiento se encuentran los Arquetipos de la Forma. Ello significa que todas las formas que existen en nuestro mundo físico figuran allí como esquemas, proyectos, como formas pensadas que un día se cristalizarán en objetos materiales: montañas, valles, plantas, animales, cuerpo físico, etc.
Los que viven allí en su Cuerpo Mental ayudan a las jerarquías activas en el Mundo del Pensamiento a construir su futuro terreno de experiencias; es decir, contribuyen a establecer el marco en el que se desarrollará su próxima vida física, teniendo en cuenta sus necesidades experimentales, en vista de las experiencias ya aprendidas.
En la 2ª, 3ª y 4ª Región el hombre aprenderá a construirse un Cuerpo Vital, un Cuerpo de Deseos y un Cuerpo Mental con las fuerzas arquetípicas de esas Regiones. Cada cuerpo necesita órganos apropiados para expresar ciertas facultades superiores; por ejemplo, un pintor necesita un ojo especialmente sutil a la captación de los colores; un músico, una oreja apropiada a la captación de las vibraciones; un filósofo, un órgano de captación interior muy desarrollado. Si los cuerpos físicos no ofrecen al Ego ciertas particularidades, el hombre posea un talento determinado, no puede expresarlo por falta de recursos físicos. Allí el hombre aprende a construirse el órgano que le permitirá expresar su talento.
El hombre está destinado a ser un dios creador y en el Mundo del Pensamiento realiza su aprendizaje en el dominio de las creaciones mientras que en el mundo físico utiliza los vehículos por él creados y se da cuenta de los defectos que contienen. Esa experiencia en la utilización le permite perfeccionar su obra en su próxima estancia en el Mundo del Pensamiento.
Terminados los trabajos de perfeccionamiento de sus futuros cuerpos y de perfeccionamiento, del mundo físico que será escenario de la próxima encarnación, el Cuerpo Mental muere a su vez y el hombre queda definitivamente desposeído de sus envoltorios materiales. Es entonces un puro espíritu armado de los átomos-gérmenes que han de servirle para la constitución de sus cuerpos en una nueva vida. Asciende así a las Regiones Superiores del Mundo del Pensamiento, donde entra en contacto con el Ego.
Esas 3 Regiones se conocen con el nombre de Región del Pensamiento Abstracto.
La 5ª contiene la Idea-Germen del Deseo y de las Emociones en los animales y en el hombre. La 6ª contiene la Idea-Germen de la vida vegetal, animal y humana.
La 7ª contiene la Idea-Germen de la Forma mineral, vegetal, animal y humana.
En esas Regiones no hay formas. Todo es magma viva, luminosa, puro soplo creador. Allí reside nuestro Ego.
¿Qué es el Ego? El Ego es nuestro Yo espiritual, nuestro Yo creador, el que ostenta todos nuestros poderes. Los cuerpos materiales que poseemos, a saber, el físico, el de deseos y el mental, son meros vehículos del Ego, utilizados para la adquisición de experiencias que, con la disolución de esos cuerpos, se incorporan al Ego, que es la parte inmortal de nosotros mismos, la que no muere jamás.
Desde su formación como Espíritu Virgen, diferenciado de Dios en el Primer Día de la Creación, el Ego permaneció en esferas que se conocen con el nombre de:

Mundo del Espíritu Divino
Mundo del Espíritu Vital
Mundo del Espíritu Humano

 
Este último corresponde a las Regiones Superiores del Mundo del Pensamiento. Cuando nuestro cuerpo físico adquirió el punto deseado de madurez, el Ego descendió hasta él para ejercer su Voluntad. Cuando los 3 cuerpos mueren, los átomos-gérmenes respectivos son depositados en el Ego. Esta entrega tiene lugar en la región limítrofe que separa la parte inferior del Mundo del Pensamiento de la parte superior.
De esta forma, después de cada vida en la tierra, los átomos-gérmenes de los 3 cuerpos, físico, de deseos y mental, descargan su contenido experimental en el Ego, que aumenta así su caudal de sabiduría.
A su vez el Ego aporta a sus sucesivos cuerpos que va formando la iluminación adquirida en las esferas en que reside, las del triple Espíritu: divino, vital y humano, uniendo de esta forma el saber del cielo al saber de la tierra.
Si resumimos en un esquema todo lo dicho sobre los escenarios en que se desarrolla nuestra vida, tenemos, que son 7 los Mundos que van del Físico al de Dios. Su denominación es la siguiente:

1º. Mundo Físico
2º Mundo de los Deseos
3º. Mundo del Pensamiento
4º. Mundo del Espíritu Vital
5º. Mundo del Espíritu Divino
6º. Mundo de los Espíritus Virginales
7º. Mundo de Dios.
Cada uno de esos Mundos es esférico, es decir, hecho a la imagen del planeta Tierra. La materia de cada esfera va perdiendo su densidad a medida que se eleva hacia el Mundo de Dios y cada una de esas esferas interpenetra a la inferior y al mismo tiempo la sobrepasa de centenares o miles de kilómetros.
Si nuestra vista pudiera contemplar la estructura del sistema solar veríamos que los mundos que acabamos de describir se sujetan unos a otros como mediante anillas, de manera que la cadena de los 6 Mundos está sujeta al Sol, la esfera central, que constituye el Mundo de Dios.
Lo mismo ocurre con los demás planetas de nuestro sistema solar, de manera que el Sol, en su rotación, es el que mueve la noria de las cadenas planetarias. Ningún planeta tiene movimiento autónomo y si un día el Sol dejara de rodar, lo mismo que sucede con las norias de ferias, todos los planetas quedarían detenidos en el cielo.
Cada uno de esos grandes brazos planetarios se mueve, sin embargo, a velocidades distintas, de manera que en determinados momentos dos brazos planetarios se Juntan en el espacio. Cuando este fenómeno se produce, los astrónomos dicen que los planetas forman una conjunción. Pero no se produce un choque porque las esferas superiores de cada planeta pueden interpenetrarse entre ellas sin que nada pase. No sucedería lo mismo con las esferas físicas de cada planeta, pero como Dios las ha situado a distancias diferentes, el choque físico no se produce jamás.
De acuerdo con lo que acabamos de decir subrayemos lo importantísimo que resulta una conjunción planetaria, ya que al interpenetrarse los mundos superiores de un planeta con los de otro, los habitantes conscientes de esas esferas, "fraternizan" entre sí y se puede efectuar un transvase de elementos de un planeta a otro planeta, de forma que penetrando Por el Mundo del Pensamiento, por ejemplo, aparezcan después físicamente en un planeta que no es el suyo. Pero eso sólo está al alcance de seres muy avanzados y en misión.
Volviendo a la naturaleza del Ego, la resumiremos diciendo que es nuestra parte espiritual que ha permanecido en los mundos del Espíritu, en los que todavía no tenemos conciencia. Esta parte espiritual se ha creado "vehículos" y los ha mandado a los Mundos para experimentar sus construcciones y ver de qué defectos adolecen. El resultado de esas experiencias es incorporado a nuestro Ego en la 4ª Región del Mundo del Pensamiento.'
Al principio, el Ego no podía establecer contacto con sus Cuerpos, que obedecían las leyes del mundo en que se encontraban y no las que rigen en los mundos superiores donde el Ego reside. Pero poco a poco el Ego va imponiendo su dominio a sus vehículos y la compenetración entre el Ego y la Personalidad Material es cada vez más estrecha. Día vendrá en que el Ego conseguirá hacerse oír plenamente por sus vehículos inferiores y entonces Podremos decir que la ley del cielo rige absolutamente en la tierra.
Así pues nuestra vida consciente se desarrolla en 3 Mundos: Físico, de Deseos y del Pensamiento. Nuestro Ego vive en otros 3 Mundos: Físico, de deseos y del Pensamiento. Nuestro Ego vive en otros 3 Mundos: Las Regiones Superiores del Mundo del Pensamiento, en el Mundo del Espíritu Vital y en el del Espíritu Divino. Queda más arriba otro mundo, el de los Espíritus Vírgenes, al que no tenemos acceso. En ese Mundo, a cada Día de la Creación, Dios concibe una Forma de Vida que entra por primera vez en el torrente de la evolución. Ahora mismo, en el Mundo de los Espíritus Virginales, se trabaja en la elaboración de una nueva Oleada de Vida, que aparecerá en el 5º Día de la Creación.
Cuando el Cuerpo del Pensamiento muere, todos los átomos-germen pasan en poder del Ego. Se han terminado las existencias materiales y allí el Ser, sin ninguna conciencia de su individualidad, se conforta con las elevadas vibraciones de este mundo de los gérmenes. Pero el momento viene fatalmente en que el Ego siente el deseo de nuevas experiencias y los trabajos para una próxima encarnación van a empezar.
Pasado un tiempo, que puede corresponder a centenares de años nuestros el Ego siente necesidad de nuevas experiencias que le permitan avanzar hacia la perfección. Esa necesidad se presenta en forma de sueño. El Ego "sueña" su nueva vida terrestre, ve las imágenes de las experiencias fundamentales que contendrá, no de los detalles, y ese sueño-deseo lo incita a introducir el átomo-germen del Cuerpo del Pensamiento en la Región del Pensamiento Concreto.
Se inicia entonces el camino de descenso en sentido inverso al seguido en el periodo de ascenso hacia el Ego. Es decir, el átomo-germen del Cuerpo del Pensamiento atraviesa la 4ª Región, que es donde se encuentran las Fuerzas Arquetipales del intelecto, atrayendo hacia él, a la manera de un imán, la materia de esta elevada Región.
Según el poder de atracción del átomo-germen, atraerá hacia él más o menos materia de esta Región. Por consiguiente, su futuro intelecto será más o menos vigoroso y activo según lo que suceda en este periodo de formación.
Ese poder de atracción de materia-intelecto, dependerá de lo activo que haya sido el intelecto en la vida anterior. Las distintas partes del Cuerpo Mental, lo mismo que ocurre con el cuerpo físico, se hacen vigorosas con el ejercicio. Los que ejercieron activamente el pensamiento en la pasada vida, no necesariamente en ocupaciones llamadas intelectuales, sino en la resolución de sus problemas humanos, tendrán un átomo germen muy poderoso y atraerá hacia el futuro Cuerpo Mental gran cantidad de materia de esa Región.
Ya provisto de materiales de la 4ª Región, el átomo-germen adquirirá materia de la 3ª Región; después lo hará en la 2ª y 1ª, siempre mediante el procedimiento ya descrito de succionar el material de esas Regiones a la manera de un imán. Las capas de materia toman la forma de una campana, abierta por la base y cerrada por la cúspide, donde se sitúa el átomo-germen. El envoltorio que corresponde a la 4ª Región del Mundo del Pensamiento quedará al exterior y los demás envoltorios irán disponiéndose en el interior de esa "campana".
Ese nuevo Cuerpo Mental será el resultado de las actuaciones anteriores, pero no exactamente, ya que a las experiencias recogidas por los cuerpos, habrá que sumar la, conseguida por el Ego en los mundos superiores en que evoluciona. Esa experiencia en e1 dominio de la trascendencia aportará mejoras cualitativas al nuevo Mental.
La estructura del nuevo Cuerpo Mental condicionará grandemente la futura actuación del individuo en el mundo. Si el envoltorio con materia de la 4ª Región es el más vigoroso y abundante, la persona se orientará intelectualmente hacia el estudio de lo abstracto, del arte, del esoterismo, de lo que está más allá de lo real.
Si es la materia mental de la 3ª Región la que domina, como allí se crean los arquetipos de los Deseos y de las Emociones, el individuo se interesará intelectualmente por la comprensión del funcionamiento de los mecanismos emotivos de las personas y trabajará en lo emocional.
Si es la 2ª Región la que se impone, la de los Arquetipos de la Vitalidad Universal, el individuo se interesará por las ciencias, por la comprensión de los mecanismos que permiten el funcionamiento de la Vida.
Si es la materia de la 1ª Región, la de los Arquetipos de la Forma, la persona se orientará hacia el estudio de las formas físicas, de sus compuestos, de su evolución. Las formas, incluida la humana, ejercerán sobre él una auténtica fascinación.
Ya formado el Cuerpo Mental de la futura existencia, el átomo-germen del Cuerpo del Deseo entra en funciones y empieza a recoger materia de la 7ª Región del Mundo del Deseo, por el procedimiento ya descrito. En esa 7ª Región se encuentra la sustancia que le permitirá ejercer Poderes Espirituales y elevarse a la contemplación de Dios. Es de esa Región que los místicos obtienen sus visiones sublimes. Un envoltorio abundante de esa materia permitirá al individuo, o, en su futura vida terrestre, permanecer en contacto visual y sensorial con la divinidad.
Pasa luego a recoger materia de la 6ª Región, denominada Luz del Alma, porque esa materia permite ver con claridad en los sentimientos y discernir lo que es bueno y lo que es malo.
En la 5ª Región recogerá su envoltorio de esta materia, denominada Vida del Alma, que le permitirá vivir con más o menos intensidad las experiencias emotivas y sacar provecho de ellas.
En la 4ª Región adquirirá materia que le dará la capacidad de sentir. Es muy importante esta franja del Cuerpo de Deseos, porque depende de la capacidad de sentir el que un determinado acontecimiento suscite nuestro Interés o nuestra Indiferencia. Si suscita interés, el acontecimiento se incorpora a nuestra vida y nos aporta el fruto experimental. En cambio, si suscita Indiferencia, se aparta de nuestra vida sin traernos nada, ni positivo, ni negativo.
Pasa luego el átomo-germen a recoger materia de las tres Regiones inferiores del Mundo de Deseos. Si en la vida anterior ha estado alimentando constantemente las pasiones y los viles deseos, esta parte de su Cuerpo de Deseos será la más vigorosa y la que mayor presión ejercerá en su futura vida.
Ya tenemos pues un Cuerpo Mental y un Cuerpo de Deseos reconstituidos en forma de campana, al exterior de la cual se encuentra el Mental y en su interior el Cuerpo de Deseos. Ahora ambos se encuentran en el umbral de la vida física, en busca de un cuerpo físico que les permita manifestarse.
Aquí las cosas empiezan a ser más complejas, puesto que los Cuerpos que acabamos de describir no están aún organizados en miembros, sino que son simples envoltorios. En cambio el cuerpo físico es algo sumamente elaborado y, además, el átomo-germen debe ir a recoger sus materiales en el interior de otro cuerpo físico. Se necesita pues que toda una organización vele para que ese futuro cuerpo físico encuentre, en el claustro materno, los materiales necesarios a su nueva manifestación.
Aquí entran pues en funciones los Señores del Destino, que pertenecen a la generación de los Ángeles y trabajan en colaboración con los llamados Ángeles Archiveros, que son los encargados de llevar los registros de las vidas anteriores.
El Ego, en su "sueño" de nueva vida, se ha propuesto vivir cierto tipo de experiencias que aún no ha realizado, pero Él no ha tenido en cuenta las deudas pendientes que sus cuerpos mortales dejaron en sus peregrinajes por la tierra. Los Ángeles Archiveros, con la Memoria de las Vidas en las manos, leen al Ego la cartilla, con la suma de acciones iniciadas anteriormente y que necesariamente deben concluir.
Entonces el Ego decide, con toda lucidez, la parte de cuentas que serán pagadas; es decir, la parte de Destino comportando acontecimientos que deberá necesariamente vivir en sus cuerpos y contra los cuales nada podrá su voluntad.
Establecido un acuerdo entre el Ego y los Ángeles Archiveros, éstos traspasan sus dossiers a los Señores del Destino, a fin de que encuentren al alma en trance de encarnación un medioambiente propicio a la expresión de la voluntad del Ego y al pago de la cuenta pendiente que el Ego ha aprobado, con cargo al Destino.
Con estas bases, los Señores del Destino se pondrán a trabajar, empezando por la construcción de un Cuerpo Vital, que es la contrapartida del cuerpo físico y que permite expresar en el mundo físico las potencialidades del Cuerpo de Deseos y del Mental. El Cuerpo Vital será pues el vehículo a través del cual las fuerzas espirituales penetrarán en el cuerpo físico para impulsarlo a la acción.
La tarea, de los Señores del Destino, cuando llega a ellos un alma en solicitud de encarnación, es de una gran complejidad. Su primer trabajo consiste en buscar al reencarnante unos padres. Si existen lazos kármicos que obliguen a los futuros padres a cargar con la custodia de su futuro hijo, no hay problema: bastará con localizarlos en la parte del mundo en que se encuentren. Pero es posible que el destino particular de esos futuros padres los haya situado, uno en una ciudad y otro muy lejos de allí. Entonces los Señores del Destino deberán procurar juntarlos, inspirando a uno de ellos la idea de un viaje, de una expatriación, que permita entrar en contacto con el otro elemento. Todo ello deberán hacerlo sin violentar el destino particular de esos padres y de acuerdo con sus necesidades evolutorias.
Los lazos kármicos que atan a los futuros padres pueden ser de odio o de amor. El que en una existencia anterior ha dado muerte a una persona, le tocará en la próxima darle vida, de modo que ineludiblemente deberá ser su madre. Pero igualmente, dos personas que se hayan amado mucho, también se encontrarán vinculadas por ese amor que los obligará a nacer en la misma familia.
Cuando no existe ningún lazo Kármico que obligue a un individuo a nacer en el seno de otro, ni el otro a cargar con la vida del reencarnante, entonces los Señores del Destino eligen, de acuerdo con el Ego, la familia que ha de darle la máxima oportunidad de experimentar las pruebas que ha escogido.
Así pues, el que un individuo nazca en una familia determinada, no es nunca una casualidad, sino una necesidad. El que viene al mundo en una casa pobre o aún miserable, es porque su necesidad evolutiva lo ha llevado allí y en ningún caso hubiera podido nacer en el seno de una familia rica.
Pero antes de buscarle casa al reencarnante, los Señores del Destino se ocuparán de construirle un Cuerpo Vital. El llamado Cuerpo Vital está formado por las 4 Regiones Superiores del mundo físico, constituyendo pues la parte superior de nuestro organismo físico. Está formado por 4 Éteres de distintas densidades y notemos que esa denominación de éteres no corresponde a la sustancia a que se refieren los médicos, sino a una esencia vaporosa, impalpable, tenue, que rodea toda materia, pero que no puede ser analizada en laboratorios. Los videntes ven perfectamente el "doble etérico" de las personas, sobrepasando de unos centímetros su silueta física.
Esos cuatro éteres se denominan, de superior a inferior:
4º.Éter Reflector
3º.Éter Luminoso
2º.Éter de Vida
1º.Éter Químico.
Junto con las 3 Regiones del Mundo Físico, la de los Gases, la de los Líquidos y la de los Sólidos, forman las 7 Regiones en que de superior se divide nuestro mundo.
El Cuerpo Vital constituye el vehículo a través del cual los cuerpos superiores conectan con el cuerpo físico. Sin en Cuerpo Vital, permaneceríamos tan inanimados como las piedras.
El Éter Reflector es el encargado de conectar la 4ª Región del Mundo del Pensamiento, donde se encuentran las fuerzas arquetípicas de la Mente, con el cerebro físico. Este Éter tiene dos polos: por el positivo, el Ego transmite su Pensamiento a su personalidad mortal y por el negativo la Memoria de la vida es transmitida al Ego. Si el Éter Reflector es débil o poco abundante, el Pensamiento no consigue manifestarse a su vehículo físico.
El Éter Luminoso conecta con la 3ª Región del Mundo del Pensamiento, donde se encuentran los Arquetipos de los Deseos y de las Emociones, con el corazón físico. Por su polo positivo produce el calor en la sangre; por su polo negativo da vida a los sentidos, permitiendo las funciones de la visión, oído, tacto, olfato, gusto. Podríamos decir que el Éter Luminoso es el Sol que luce en nuestro interior. Cualquier perturbación o debilidad de esté Éter repercute en nuestros sentidos físicos y puede privarnos de uno de ellos, vista, oído, etc.
El Éter de Vida conecta la 2ª Región del Mundo del Pensamiento, donde se encuentran los Arquetipos de la Vitalidad Universal, con los órganos sexuales físicos. Por su polo positivo da seres de sexo masculino y capacita a la mujer para efectuar el trabajo de creación de un nuevo ser; por su polo negativo capacita al hombre para la producción de semen y da individuos de sexo femenino. La debilidad o escasez de ese Éter causa la impotencia, la frigidez y la esterilidad.
El Éter Químico conecta la 1ª Región del Mundo del Pensamiento donde se encuentran los Arquetipos de la Forma, con el bazo, que es la puerta de entrada del Cuerpo Etérico en el hombre y el órgano a partir del cual cada tipo de energía se distribuye por el cuerpo. Por el polo positivo ejerce las funciones de asimilación de los alimentos y por el polo negativo trabaja en las funciones de excreción La defectuosidad de ese Éter produce un estado de mala salud general en el cuerpo.
Una vez formado el Cuerpo Vital, su átomo-simiente se une a los átomos-gérmenes del Cuerpo de Deseos y del Cuerpo Físico para formar el Cordón Plateado y a cuyas funciones en el momento de la muerte ya nos hemos referido en la lección 4ª.
Los cuatro éteres se encuentran disueltos en el hombre, cada uno ocupado en sus funciones. En el Mundo del Pensamiento, las reservas de material que las alimenta son infinitas y ello permite reponer inmediatamente el tipo de Éter que el individuo esté utilizando. Un hombre que coma enormemente, por ejemplo, necesitará mucho Éter Químico, para los trabajos de asimilación y expulsión, de modo que le será facilitado en cantidades industriales, pero en detrimento de los demás éteres, ya que mientras el Éter Químico trabaja, los demás no pueden hacerlo o lo hacen en malas condiciones.
Lo mismo ocurrirá con el hombre que utilice mucha fuerza sexual. Recibirá una enorme cantidad de Éter de Vida para cubrir sus necesidades, lo cual no hará más que estimular su apetito sexual, en detrimento de las funciones propias de los éteres superiores.
Finalmente, el que desarrolla su vida emocional y su vida intelectual también recibirá grandes cantidades de Éter Luminoso o Reflector y, por consiguiente, se reducirá su vida sexual y su apetito por los manjares. Al final de la vida, los que han consumido en gran cantidad los dos Éteres inferiores, se encontrarán, en la próxima existencia, con un Cuerpo Etérico que los posee en gran abundancia y que tiene muy poca materia en éteres superiores, de modo que por robusto que sea su Cuerpo Mental, sus dictámenes llegarán muy débilmente a su organismo físico. Al revés los que han hecho gran consumo de éteres superiores, se encontrarán en la próxima vida con un vehículo físico que obedece fielmente los mandatos de su Ego.
Ningún avance puede tener lugar, en el camino evolutivo, si no se empieza por dejar lastre, desprendiéndose de una parte de los éteres inferiores, el Químico y el de Vida, y la única forma de lograrlo es no ejercitándolos; es decir, comiendo poco y teniendo una moderada actividad sexual.
Así pues, los Señores del Destino sacarán de sus archivos la copia anterior del Cuerpo Vital del reencarnante y, de acuerdo con ese modelo, construirán su futuro Cuerpo Vital. Elegidos ya los padres, no les quedará más que encontrar la fecha oportuna para que, según la posición de los astros, el naciente disponga de las energías necesarias para realizar su programa, el trazado por el Ego y el exigido por su karma y, cuando ese momento estelar se produzca, depositarán el átomo-germen del cuerpo físico en la simiente del futuro padre para que la fecundación pueda tener lugar.
Hay otra dificultad a salvar en ese trance: los que anteriormente se han negado a ser vehículo de la vida, tomando píldoras o abortando o propiciando con su actitud estas cosas tendrán dificultades en reencarnar, porque nadie estará dispuesto a darles vida. Pueden pasar en esta situación centenares de años, aparcados en el umbral de la vida, en el Mundo del Deseo, esperando con los brazos cruzados esta oportunidad.
Realizada la fecundación, el Ego entra en el interior de la madre a los 18-21 días de haber sido efectuada y allí inicia los trabajos de construcción de su futuro cuerpo con los materiales que la madre le facilita. Si la madre provoca el aborto, ello significa que todo el trabajo de preparación efectuado en los mundos superiores ha sido vano y el Ego debe volver al Mundo del Deseo para esperar allí una nueva oportunidad. Su situación es la misma que la del niño que muere antes de los 14 años.
Cuando nace el bebé, no dispone aún de sus cuerpos superiores y vive en el Cuerpo de Deseos y Mental "prestados" por sus padres. Su Cuerpo Vital nace a los 7 años, y el niño pega un estirón; su Cuerpo de Deseos nace a los 14 años y el niño adquiere la facultad de procrear. Su Cuerpo Mental nace a los 21 años y el niño alcanza su edad adulta.
Teniendo en cuenta esas etapas, vemos cuán arbitrario es otorgar la mayoría de edad a los 18 años en un periodo en que el Cuerpo de Deseos se encuentra en su plenitud y en el que no hay todavía una mente formada para frenarlo. Es entonces cuando el adolescente necesita, más que nunca, el consejo de los padres.
Ya tenemos de nuevo a nuestro hombre en la vida física. Su sexo se decide en el seno de la madre, previo acuerdo del Ego con los Señores del Destino. A partir de su entrada en las arenas del mundo físico, tres serán las fuerzas que actuarán en él para la edificación de su vida. La primera se llama Voluntad, la segunda Providencia y la tercera Destino. De la acción conjunta de esas tres fuerzas hablaremos en las próximas lecciones.

Ejercicio rescate de almas perdidas>
Me siento, tratando de relajarme profundamente mediante la respiración. Le comunico a mi Ser Superior que quisiera ir en ayuda de esas almas perdidas, pidiendo que me guíe y sea de ayuda.
Sigo respirando profundamente, viendo como mi ser se eleva, dejando atrás al cuerpo físico, elevándome cada vez más y más, siempre inspirando profundamente y exhalando luz y amor.
En esta forma sigo elevándome y luego le pido a mi Ser Superior que me oriente hacia dónde conviene que vaya en ese momento.
Una vez llegado al punto de la catástrofe, me veo a mi mismo irradiando toda la luz que pueda, siempre inhalando y exhalando con fuerza, estoy con los brazos abiertos en señal de bienvenida. De esta forma las almas perdidas, al ver un punto de luz se acercan, y los voy recibiendo en mis brazos.
Sigo así un buen rato, sintiendo como si fuera un racimo de uvas con todas las almas que se cuelgan de mí.
Cuando siento que no puedo recibir más, hago unas cuantas respiraciones más profundas mediante las cuales yo, junto con las almas que he rescatado, me elevo a la luz. Ahí me reciben los ángeles y los seres de luz que van recibiendo a las almas que no encontraron el camino, y de ahí en adelante ellos se ocupan de ellas.
Una vez que estoy libre de nuevo tengo la opción de volver a mi cuerpo físico, o hacer otro viaje de rescate.
Al finalizar doy las gracias por lo que se me ha permitido hacer y vuelvo al aquí y ahora.

 
Hoy habia 44 visitantes (258 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

REFLEXIONES BUDISTAS

>El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
>Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
>Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorar lo dicho por otros, guarda el noble silencio.
>Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
>Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.
>Mente clara, corazón tierno.
>Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Porfiad con vigilancia para conseguir vuestra liberación.
>El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
>Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.
>A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
>Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.
>En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.
>Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.
>Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
>La verdad es aquello que produce resultado.
>Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
>Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla (la de la sabiduría). La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.
>Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
>El único refugio de la mente es la atención.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=