Presentación>
     Contacto>
     Servicios>
     Sanación Energética>
     Mapa Consultas en San Sebastian>
     Cursos>
     Cursos en tu ciudad>
     Ser Sanador>
     Musica
     Flores de Bach, testaje a distancia>
     Activación EAF>
     Manual de sintonización con la totalidad del ser>
     Calendario Lunar Perpetuo>
     Otras Terapias>
     Ejercicios>
     Apuntes1>
     Apuntes2>
     Temas del Mes>
     Películas Gratuitas 1>
     Películas Gratuitas 2>
     Películas Espirituales>
     Cine Espiritual>
     Documentales>
     Documentales1>
     Documentales2>
     Documentales Hermandad Blanca>
     Libros 1>
     Libros 2>
     Libros 3>
     Libros 4>
     Pathwork>
     Biblioteca Pleyades>
     Audiolibros1>
     Meditaciones Guiadas por Belén Valdepeñas
     Meditaciones Guiadas 1
     Meditaciones Guiadas 2
     Fotos>
     Música1>
     Música 2>
     Campañas Humanitarias>
     Noticias Independientes>
     Trueque>
     Opiniones>
     Foro>
     Webs de Interés>



Belén Valdepeñas - Sanación Energética - Libros 4>



- El alivio del sufrimiento
-  El canto del pájaro
-  El espejo de la mente
- El Darma en la vida diaria 
-  El karma
- El libro tibetano de la vida y de la muerte
- El monje que vendió su ferrari
- El buda doliente
-  El ciclo de la iluminación 
- El verdadero yo
- El arte de la compasión 
- El arte de la felicidad
- El abanico de Daidoji
- El cerebro de Buda
- El entrenamiento Chan
- El monje y el filósofo 
- El egoísmo la mayor de las drogas
- El médico de Lhasa
- El sello del laberinto 
- El noble octuple sendero 
- El ojo de la sabiduría
- El poder de la paciencia 
- El poder curativo de la mente
- El sol del gran este 
- El sueño, los sueños y la muerte 
- El sutra del loto
- El yoga de los sueños y luz natural  
- El Zen y nosotros 
- En defensa de la felicidad 
- Enseñanzas de Adyashanti 
- Estiércol para el corazón 
- Fundamentos del budismo tibetano
- Hacia la felicidad - las 4 nobles verdades
- Historia de Rampa 
- Hogar del Darma 
- Iniciación humana y solar 
- Iniciaciones e iniciados de Tibet
- Integrando el darma a nuestra vida
- Introducción Mahamudra
- Introducción a la práctica del cultivo contemplativo 
- Joyas de Milarepa
- La alegría de la vida
- La clave de la liberación 
- La esencia pura de la mente
- La fortaleza interior
- La experiencia de una Shanga
- La finalidad del Samsara
- La impermanencia como recurso 
- La ira, el dominio del fuego interior
- La magia de la meditación Zen
- La marisma dorada
- La meditación budista 
- La meditación en el budismo, camino del diamante
- La meditación Zazen
- La mente despierta -Dalai Lama 
- La paz está en cada paso 
- La perfección de la concentración 
- La práctica del darma en la vida diaria
- La pura conciencia del ser 
- La vida es ahora 
- La verdadera naturaleza de la existencia 
- La luciérnaga ciega
- La doma del buey
- La paz comienza contigo 
- Las etapas de meditación 
- Los tres pilares del Zen 
-  Meditación auténtica
Hoy habia 6 visitantes (13 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

REFLEXIONES BUDISTAS

>El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
>Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
>Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorar lo dicho por otros, guarda el noble silencio.
>Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
>Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.
>Mente clara, corazón tierno.
>Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Porfiad con vigilancia para conseguir vuestra liberación.
>El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
>Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.
>A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
>Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.
>En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.
>Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.
>Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
>La verdad es aquello que produce resultado.
>Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
>Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla (la de la sabiduría). La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.
>Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
>El único refugio de la mente es la atención.
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis