Presentación>
     Contacto>
     Servicios>
     Sanación Energética>
     Mapa Consultas en San Sebastian>
     Cursos>
     Cursos en tu ciudad>
     Ser Sanador>
     Musica
     Flores de Bach, testaje a distancia>
     Médicos del Cielo (Activaciones)>
     Activación EAF>
     Manual de sintonización con la totalidad del ser>
     Calendario Lunar Perpetuo>
     Otras Terapias>
     => Abrazoterapia
     => Acupuntura
     => Armónicos
     => Aromaterapia
     => Ataraxia
     => Aura Soma
     => Auriculoterapia
     => Biomagnetismo Médico
     => Biomagnetismo Libros
     => Campanas Tibetanas
     => Constelaciones Familiares
     => Cromopuntura
     => Cromoterapia
     => Cromoterapia Curso
     => Cromoterapia Libro
     => Cuencos Tibetanos
     => Chikung
     => Delfinoterapia
     => Diapasones
     => EFT
     => EFT Libro
     => EFT Plantilla Puntos
     => EFT video demostración
     => Falun Dafa
     => Fasciaterapia
     => Feng Shui
     => Feg Shui Curso
     => Fitoterapia
     => Fitoterapia Curso
     => Flores de Bach
     => Flores de Bach en animales
     => Flores de Bach en niños
     => Floraciones Calendario
     => Flores del Alba
     => Frutoterapia
     => Gemoterapia
     => Gestalt
     => Guía Síntomas tratados con Flores de Bach
     => Hierbas Suecas
     => Homeopatía
     => Ho’oponopono
     => Ho,oponopono Libro
     => Iridología
     => Iridología de Reflejo Múltiple
     => Kidoc
     => Masaje con piedras
     => Meditación
     => Meditación Corazones Gemelos
     => Curso Gratis Meditación Sahaja
     => Musicoterapia
     => Obsidiana: Sanación con Piedras
     => Oligoterapia
     => Osteopatía
     => Panchakarma
     => PNL
     => Rebirthing
     => Reflexología
     => Reiki
     => Reiki Curso
     => Risoterapia
     => Sales de Schüssler
     => Sanación Cuántica
     => Shambala Reiki
     => Sonido
     => Sun Gazing
     => Terapia con Sonidos
     => Sintergetica
     => TSH
     => Tantra
     => Visualización Creativa
     => Yoga
     Ejercicios>
     Apuntes1>
     Apuntes2>
     Temas del Mes>
     Películas Gratuitas1>
     Películas Gratuitas2>
     Películas Gratuitas3>
     Películas Espirituales>
     Cine Espiritual>
     Documentales>
     Documentales1>
     Documentales2>
     Documentales Hermandad Blanca>
     Libros1>
     Libros2>
     Libros3>
     Libros4>
     Libros5>
     Libros6>
     Pathwork>
     Biblioteca Pleyades>
     Audiolibros1>
     Meditaciones Guiadas por Belén Valdepeñas
     Meditaciones Guiadas 1>
     Meditaciones Guiadas 2>
     Meditaciones Guiadas 3>
     Fotos>
     Música1>
     Música 2>
     Campañas Humanitarias>
     Noticias Independientes>
     Trueque>
     Opiniones>
     Foro>
     Webs de Interés>



Belén Valdepeñas - Sanación Energética - Meditación


La meditación>
La palabra «meditación» viene del latín meditatio, que originalmente indica un tipo de ejercicio intelectual. De este modo, en el ámbito religioso occidental se ha distinguido entre «meditación» y «contemplación», reservando a la segunda un significado religioso o espiritual. Esta distinción se vuelve tenue en la cultura oriental, de forma que al comienzo de la influencia del pensamiento oriental en Europa, la palabra adquiriría un nuevo uso popular.
Este nuevo uso se refiere a la meditación propia del yoga, originada en India. En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra «meditación» para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales. No obstante, hay que notar que este tipo de práctica no es ajena a la historia de Occidente, como muestran descubrimientos de vasijas celtas con figuras en postura yóguica.
La meditación se caracteriza normalmente por tener algunos de estos rasgos:
  • Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.
  • Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.
  • Una concentración en la cual la atención es liberada de su común actividad y focalizada en Dios.
  • Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o una recitación de palabras constante.

La meditación no solo puede tener propósitos religiosos sino estar también enfocada al mantenimiento de la salud física o mental, e incluso propósitos de conexión cósmica para encontrar respuestas a preguntas universales que a lo largo de la Historia el ser humano ha tenido. Existe una amplia variedad de guías y enseñanzas para la meditación, que van desde las que aparecen en las religiones hasta las terapéuticas pasando por las propias ideologías de ciertos individuos. Estudios científicos han demostrado que algunas técnicas de meditación pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria y mejorar el sistema inmunitario y la salud en general.
Existen diferentes tipos de meditación, algunas se concentran en un objeto exterior, otras en la conciencia y otras en el acto mismo de la meditación. A la vez, cada una de ellas tiene diferente tradición y diferencias en su aplicación práctica. Aquí repasaremos algunas de las más destacadas.
*meditación Shamadi: busca la concentración en las funciones vitales tales como la respiración y los latidos del corazón evitando así racionalizar y figurar imágenes o pensamientos. Al comenzar a practicar este tipo de meditación se hace imposible evitar visualizar cosas o pensar en algo, pero cuando esto sucede lo que se hace es observar la idea que ha surgido y dejarla marcharse como ha venido.
*meditación Vipassana: es la meditación clásica de Buda. Se practica con las piernas cruzadas en posición de loto y con los ojos cerrados (si no se aguanta esta postura, se puede utilizar otra) La búsqueda es por la nada, buscamos no buscar y así encontrar lo que buscamos. La Vipassana se concentra en la respiración sólo como medio de ahuyentar los pensamientos que están siendo “observados” por nosotros y que se aferran y no se logran ahuyentar. La Vipassana se practica todos los días durante aproximadamente una hora siendo el mínimo unos 20 minutos. En este tipo de meditación se siente con muchísima claridad el flujo de energía. Muchas personas sienten que sus brazos son enormes o que sus miembros y su torso se fusionan.
*meditación Zen: se practica en la misma posición que la Vipassana pero con los ojos abiertos, en grupo y mirando a una pared blanca. Este tipo de meditación tiene principio y final dirigidos por el orientador de la meditación y es usual que a los avanzados se los golpee en la espalda como parte del ritual (no se trata de un flagelo sino de un golpe no muy brusco solo una vez durante su meditación).
*meditación Kundalini: es una meditación fácil de asimilar para los occidentales ya que incluye movimiento. Creada por Osho, la meditación Kundalini tiene música y se divide en cuatro partes de quince minutos haciendo un total de una hora de meditación. La primera consiste en sacudirse en el sitio haciendo fluir la energía desde los chakras inferiores. En este primer paso no se busca una agitación muscular sino dejarse envolver por la música especial de la meditación y dejar que la energía nos haga temblar. El segundo periodo de la Kundalini consiste en un baile no rítmico, no se sigue la música sino que los movimientos son una emulación de baile y no una coreografía. El tercer periodo consiste en mantenerse con la mente en blanco en posición de loto con los ojos cerrados (como la meditaciónVipassana). El cuarto periodo no tiene música y consiste en mantenerse recostado, cómodo y relajado, sin pensar en nada y evitando dormirse. Al finalizar los últimos quince minutos en silencio suena un gong que indica la conclusión de la meditación.
*meditación Trascendental: es una meditación libre en la que el pensamiento se permite pero sólo como un flujo, no hay que concentrarse en algo sino sólo observar lo que los pensamientos parecen vistos como un observador. En general se repite oral o mentalmente un mantra personal.
Todas las meditaciones amplían nuestra zona energética y ésta llega más allá de nuestro propio cuerpo. De igual manera, el espíritu y los sentidos están especialmente sensibles por lo que es conveniente evitar el contacto humano por quince minutos o media hora hasta volver tranquilamente al estado de conciencia cotidiano.
 
Ejercicio> Meditación Kundalini
15 minutos: escuchar música primitiva y sacudir el cuerpo. Emitir sonidos guturales. Sentir sobre todo la energía de los primeros chakras. Conectar con la energía de la tierra.
15 minutos: escuchar música y jugar con el sonido. Bailar sintiendo la música y la energía.
15 minutos: con música de fondo y sentados en un círculo en posición de loto observamos una vela. Cerramos los ojos y permanecemos en silencio durante 15 minutos. En este tiempo intentamos no pensar en nada. Solo permanecer en silencio. Si me vienen pensamientos, me concentro en la respiración para evitarlos.
15 minutos: tumbados boca arriba, sin música, intentamos no pensar en nada. Puedo ir pasando una campana por las cabezas o dar golpecitos en el 7º chakra de las personas que están tumbadas. Al final suena un bong para indicarnos que la meditación ha terminado.

Nota: para poder hacer esta meditación, puedes entrar en la página de los links y en la web de Osho puedes buscar "meditación kundalini" y ver ejemplos reales.
Ejercicio adicional para hacer en pareja> sentados de dos en dos y enfrentados (en silencio) colocamos nuestra mano derecha en el corazón de la persona que tengo enfrente y la mano izquierda en su rodilla. Miramos fijamente a la persona y me dejo “llevar” por todos los sentimientos que me van viniendo. Permanezco en silencio unos 5 minutos o más, sin hablar, mirando fijamente a los ojos de la persona. Después compartimos todo lo que hemos visto.

Nota sobre este ejercicio: Mucha de la información que me llega es sobre mí y no sobre la persona que tengo enfrente.
 
Meditación Básica de Cimentación
 

Tomada del libro Descubre a tus ángeles

 

Lee este ejercicio varias veces para familiarizarte con él o si te parece mejor, grábalo a fin de escuchar las indicaciones sin recurrir al libro. Cuando estés list@ para comenzar, desconecta el teléfono y entra en un sitio tranquilo y sagrado que hayas preparado para meditar. Ponte cómod@, realiza un sencillo rito de apertura, tal como encender una vela o una varilla de incienso, y estarás list@ para comenzar.

  1. Cierra los ojos. Concéntrate en tu respiración. Relaja el cuerpo.
  2. Cuando estés list@ centra tu atención en el cuerpo. Comienza por los pies. Luego, lentamente y a fondo, mueve tu conciencia hacia arriba, por las piernas, el torso, los brazos, el cuello y la cabeza. Presta mucha atención al acto de aspirar y exhalar.
  3. Imagina que estás rodead@ de luz. Cuando aspires, inhala esa luz y siente que te llena el cuerpo. Cuando expires, exhala cualquier tensión, cualquier dolor que puedas sentir en la mandíbula, la cara o los hombros. Exhala cualquier tensión que sientas en cualquier parte del cuerpo. Continúa inhalando luz, exhalando tensión. Inhala luz, exhala tensión, hasta que estés relajad@ y seren@. Si tu mente comienza a divagar o a charlar, vuelve suavemente la atención a tu respiración.
  4. Ahora comienza a imaginar pequeñas raíces que brotan de la planta de tus pies y la base de tu columna. Siente como crecen y crecen. Extiéndelas hacia abajo, a través de la silla y del suelo, atravesando la distancia que sea necesaria hasta llegar a la tierra.
  5. Continúa aspirando luz y exhalando tensión. Mientras tanto, visualiza tus raíces que se adentran profundamente en el suelo, afirmándose allí y conectándote muy firmemente al centro de la Tierra.
  6. Cuando exhales, imagina que despides toda la negatividad y todas las toxinas acumuladas en tu cuerpo por tus raíces hacia el centro de la Tierra donde son recicladas.
  7. Cuando tu cuerpo se sienta más liviano y abierto, revierte el proceso y comienza a extraer energía del núcleo de la Tierra. La energía terrestre es reparadora y nutritiva. Continúa exhalando negatividad y toxinas e inhalando esa reparadora energía terrestre.
  8. Siente cómo se acumula esa energía en la base de tu columna, virtiéndose en tu Chakra de la Raíz. Visualiza la energía de ese chakra como una luz roja que refulge en tu cuerpo. El Chakra de la Raíz es el asiento de tu seguridad y de tu estabilidad. Cuando está abierto y fluye, estás afinado con tu más profundo sentido de la pertenencia, de la seguridad, de estar a gusto en el mundo y dentro de tu cuerpo.
  9. Cuando estés list@, permite que la energía de la Tierra continúe fluyendo por tu columna hasta que llegue a tu segundo chakra, el Sexual. Está localizado a unos cinco centímetros por debajo del ombligo y es la sede de tu energía creativa en todos los planos: el físico, el artístico y el sexual. Siente cómo refulge con luz anaranjada. Cuando este chakra está abierto, eres capaz de experimentar gozo en tu cuerpo. Te abres a tu creatividad y a tu sexualidad. Estás radiante y llen@ de vida.
  10. Sin date prisa, aspira la energía terrestre hacia el chakra del plexo solar. Es tu punto de conexión con la voluntad y con tu poder personal. Imagina una palpitación amarilla y cálida en tu plexo solar. Recuerda que eres fuerte, san@ y capaz de hacer todas las cosas para las que viniste a esta vida, de un modo sagrado y animoso.
  11. Como una fuente, la energía de la Tierra continúa elevándose por tu cuerpo. Siente como fluye ahora hacia tu centro del corazón. Imagina una bella luz verde que refulge en medio de tu pecho, tan verde y viva como la primavera. El chakra del corazón es el centro del amor y las emociones dentro de tu cuerpo. Conéctate ahora con tu naturaleza amante, la fuerza y la ternura de tus sentimientos. Recuerda que eres un ser de amor, nacid@ en este mundo para sentir amor, para darlo y recibirlo.
  12. Deja que la energía continúe elevándose hasta un punto de tu pecho, entre los chakras del corazón y la garganta, dos o tres centímetros por debajo de la clavícula. Allí está el chakra del timo, el chakra de la compasión, de la comunidad y la paz. Imagina allí una luz aguamarina. Siente tu conexión con tu familia, tus amigos y toda la humanidad. Recuerda que no estás sol@, que eres parte integral y única de Todo Lo Que Es.
  13. Ahora deja que la energía de la ierra se eleve a tu garganta y a tus oídos. Imagina que brilla dentro una luz azul celeste. A esta altura puedes sentir el deseo de emitir un sonido, cualquier sonido o nota que te parezca agradable y cómodo. Esto dará mensajes a los músculos de tu garganta, abriendo este centro de comunicación. El chakra de la garganta gobierna el habla y la escucha, la veracidad y la espontaneidad. Visualiza un triángulo invertido que une tus oídos y tu garganta. Apoya levemente la punta de tus dedos en las orejas y une las palmas bajo el mentón, en forma de V, para conectar tu garganta y tus oídos. Ahora te estás abriendo para comunicarte, acentuando tu capacidad de escuchar y de hablar.
  14. A continuación lleva tu energía hasta el centro de tu frente. Allí está tu tercer ojo, el asiento de la conciencia expandida, de las percepciones psíquicas. Siente cómo brilla en tu frente un punto de luz azul índigo, un intenso azul violáceo. Recuerda que al vincularte con este chakra puedes despertar tus percepciones extrasensoriales, ver, oír y sentir otros mundos.
  15. Ahora deja que la energía de la tierra se eleve hasta lo más alto de tu cabeza. Allí está el chakra de la coronilla, que te conecta con tu conciencia de Dios, con tu Yo Superior. Céntrate en este punto y sigue respirando, suave y rítmicamente. Imagina una luz violeta que vibra dentro del chakra de la coronilla e irradia a partir de él. Permite que la energía aumente su intensidad.
  16. Visualiza la energía de la cimentación se eleva desde el cetro de la Tierra, moviéndose sucesivamente a través de todos los chakras, para luego surgir por la parte más alta de tu cabeza en un gran chorro de luz líquida. Observa cómo fluye, derramándose en cascada a tu alrededor, como una fuente de luz, cómo limpia y purifica tu cuerpo, equilibrando y armonizando todos tus chakras.
  17. Sigue respirando suave y rítmicamente. Percibe todos tus chakras llenos de luz. Cuando estés list@, visualiza ahora filamentos o ramas de energía que brotan desde lo alto de tu cabeza conectándote con el sol, la luna, los planetas de nuestro sistema solar, las estrellas y el cielo. Siente que esta energía, como una cascada, se vuelca por esas fibras, llenando tu chakra de la coronilla de modo tal que lo hace refulgir de luz celestial.
  18. Chakra por chakra, deja que la energía se vierta por tu cuerpo hacia abajo, tal como antes la dejaste ascender. Deja que llene de luz tu tercer ojo, tus oídos y garganta, tu tiempo, tu corazón, tu plexo solar, tu chakra sexual y el de la raíz. Siente cómo se vierte por tus raíces, entrando a la tierra de modo tal que también el planeta comienza a relumbrar con más potencia.
  19. Ahora las energías del Cielo y la Tierra fluyen por cada chakra, entretejiéndolos y vinculando tu cuerpo con el Universo. Siente todos tus chakras al mismo tiempo. Siéntete como un arcoiris de luz viviente, conectado con el Universo y con el Creador, conectado con la Tierra y cimentado.
  20. Repara en tu respiración. Cobra nuevamente conciencia de tu cuerpo, del sitio donde estás sentad@. Cuando estés list@, abre los ojos y contempla el mundo a tu alrededor. Analiza cómo te sientes, ¿cuáles son las diferencias que notas? Explora de qué modo este ejercicio afecta tu percepción y tus sensaciones.

Cada vez que hagas este ejercicio crecerá tu capacidad de cimentarte. Tus chakras se te volverán también más claros. Como el ejercicio es largo, no te desalientes si la primera vez pierdes la concentración. Ocurre con frecuencia. Pero si prestas atención a lso chakras de los que te apartas, puedes darte una idea de los aspectos de tu vida y las zonas de tu cuerpo sutil que estás list@ para explorar y sanar.

La práctica hace la perfección... Cuanto mayor sea la frecuencia con que haces este ejercicio, más fácil te será cimentarte y atraer luz a tu cuerpo 

Ejercicio de meditación y concentración>

La Concentración Mental: Meditar es una de las practicas fundamentales del yoga. sirve para equilibrar la mente y mejorar nuestra respiracion. En esta meditacion visualizaremos la energia de la columna
Esta serie desarrolla la capacidad de concentrar la mente, tanto para un mejor desempeño laboral como para optimizar la resolución de tareas cotidianas. Crear una mente liviana y precisa es uno de los principios del Yoga.


 

  • Meditación elemento fuego, relajación guiada

 

 

  • Elemento aire, relajación contra el estres

 

 

  • Elemento Agua

 

  • Elemento tierra, relajación para dormir

 

  • El Septimo sentido

 

  • Elemento Ether contra el insomio






 
Hoy habia 26 visitantes (37 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

REFLEXIONES BUDISTAS

>El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
>Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
>Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorar lo dicho por otros, guarda el noble silencio.
>Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
>Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.
>Mente clara, corazón tierno.
>Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Porfiad con vigilancia para conseguir vuestra liberación.
>El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
>Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.
>A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
>Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.
>En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.
>Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.
>Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
>La verdad es aquello que produce resultado.
>Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
>Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla (la de la sabiduría). La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.
>Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
>El único refugio de la mente es la atención.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=